04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Classic Madrid demuestra que los coches antiguos siguen muy vivos

Con 35.000m2 de exposición y la presencia de más de 250 expositores de todos los rincones de España y de Europa, confirma además que es una de las ferias internacionales de referencia.



Esta nueva edición ha estado cargada de importantes eventos y aniversarios, como los 65 años del mítico DS, cariñosamente conocido como el Tiburón. Un coche revolucionario en su momento, y que hoy en día sigue sorprendiendo por un diseño rompedor y futurista, lleno de soluciones técnicas sorprendentes. O el 75 aniversario de la moto Montesa, esa moto que todos recordamos circulando por los campos españoles.

Igualmente, la feria ha estado plagada de actividades e iniciativas que han hehco las delicias de los aficionados, como por ejemplo una retrospectiva a la historia del sidecar, esos aparatos acoplados a las motos y que tuvieron su época dorada a mediados del siglo XX. O el Concurso de Elegancia, que reunió a los coches más bellos anteriores a 1970 luchando por obtener el preciado premio. Y no podemos olvidarnos del Concurso de Restauración de Motocicletas donde se ha premiado el mejor trabajo de restauración y conservación de motos anteriores a 1980, o la exposición de la historia del carismático Seat 1400 que pasó de ser un coche para los gobiernos, a ser un vehículo ampliamente usado por las familias y los servicios públicos.

En esta ocasión, se han potenciado los coloquios y charlas, con el telón de fondo de la situación política y legal de nuestros queridos clásicos. Vivimos momentos convulsos, donde la clase política parece no entender el significado del mundo del motor clásico, legislando en su contra sin conocimiento y usándolo de chivo expiatorio de todos los males medioambientales. Pero la buena noticia es la importante unión que se ha producido en todo el sector, sumando clubes y federaciones, para hacer frente a esta situación y luchar por el futuro del sector, un sector que además de proteger el patrimonio cultural español, defiende el amplio tejido empresarial formado por cientos y cientos de especialistas, recambistas, restauradores, etc.

Nos quedamos con un gran sabor de boca al ver un futuro prometedor para el sector del vehículo clásico, apoyado por sus aficionados y profesionales, y avalado por iniciativas como Classic Madrid, donde los locos de los tornillos siguen buscando ese recambio, ese libro o manual, y compartiendo con el resto de amigos mil y una batallas.

A la amplia oferta comercial en vehículo restaurado se sumó el área de Automobilia, el popular mercado de recambios, accesorios y complementos que acogió a expositores nacionales e internacionales, estos últimos procedentes de Reino Unido, Francia, Portugal, Italia, Austria, EEUU. En ClassicMadrid 2020 se expusieron vehículos restaurados de marcas como Hispano Suiza, Jaguar, Porsche, Aston Martin, Rolls Royce, Bentley, Alfa Romeo, Montesa, Vespa, Lambretta, BMW, Lube, Norton, Ossa, Harley Davidson, Derbi, y Bultaco, entre otros.

Entre la amplia variedad de unidades en exposición destacaron un De Dion Bouton de 1901, denominado Vis a Vis porque los pasajeros viajaban frente a frente con el conductor, que fue e vehículo más antiguo de la exposición; un señorial Hispano Suiza Alfonso XIII de 1911, un Bugatti T57 carrocería coupé Ventoux de 1937 o un exclusivo Mercedes-Benz 300 S de los años 50, entre otros. En el capítulo de exposiciones se pudo admirar la colección de Seat 1400 que atesora Jaime Sánchez; una selección de los vehículos de competición de Meycom, la empresa que impulsaron los preparadores Lucas Camacho y José Macías, quienes recibieron también, en el marco del Salón, un caluroso homenaje.

Comenta esta noticia
Update CMP