18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La biógrafa de Sánchez desvela cómo nació el siniestro "Ministerio de la Verdad"

Pedro Sánchez con Irene Lozano y la Selección de Waterpolo, el pasado enero

Pedro Sánchez con Irene Lozano y la Selección de Waterpolo, el pasado enero

Irene Lozano, que colaboró con el presidente para elaborar su polémico 'Manual de resistencia,' ha refrendado las teorías sobre las que se apoya el Gobierno para controlar los medios.

Escribió 'a cuatro manos' junto con Pedro Sánchez el 'Manual de Resistencia', el libro con el que contó cómo había conquistado la Moncloa y lo primero que hizo cuando se instaló allí. Irene Lozano, que siempre ha sido una de las protegidas del presidente, a la que colocó primero al frente de la Secretaría de Estado de la España Global y ahora del Consejo Superior de Deportes, ha vuelto a publicar un libro, esta vez un ensayo, para apoyar las tesis del Gobierno para censurar las redes sociales.

El volumen, que lleva por título 'Son molinos, no gigantes. Cómo las redes sociales amenazan a nuestra democracia', analiza las nuevas formas de comunicación que, a su juicio, suponen una "amenaza" para "la democracia actual", que no podrá "sobrevivir sin un conocimiento claro de la realidad por parte de los ciudadanos", algo que "el populismo pretende desdibujar".

 De hecho, cree que las redes han modificado nuestra forma de ver el mundo y condicionado nuestra percepción de la realidad, algo que ha originado "una nueva política basada en el populismo" que busca "la fragmentación, el desgaste y la polarización de la sociedad".

"Estamos mejor informados y somos más manipulables que nunca", advierte Lozano en su obra, que habla de "la amenaza que sufre el debate público en las democracias" y que se articula en gran medida a través de la desinformación, bulos y 'fake news', en internet.

"En el barro de la desinformación, los reaccionarios ganan siempre, del mismo modo que la falsedad suele ganar a la verdad: se ha comprobado como la mentira viaja mucho más rápida", señala, asegurando que quienes tratan de combatir ese discurso pueden ser acusados de "censurar".

El origen del Ministerio de la Verdad

Pero precisamente esta tesis es la que sostienen desde el Gobierno para llevar a cabo su labor de control de los medios de comunicación gracias a una orden salida directamente de Presidencia. En ella, serán los hombres fuertes del presidentes, comandados por Iván Redondo, los que se encarguen de evaluar los discursos de las redes sociales para así, actuar en consecuencia.

De hecho, fue a través del BOE, donde se dio curso a una norma rubricada por Carmen Calvo, donde se lanza a promover "acciones" para "apoyar el fomento de la información veraz, completa y oportuna". Que el Ejecutivo obligará a que proceda de "fuentes contrastadas de los medios de comunicación y las administraciones".

Además, el Ejecutivo pretende imponer una "metodología" para desenmascarar lo que, a su juicio, son "eventos desinformativos". Más inquietante aún, para esa tarea desde el ámbito gubernamental se creará una Estrategia Nacional de Lucha contra la Desinformación, fijando, además, organismos públicos desde los que se llevará a cabo esta labor: el Consejo de Seguridad Nacional, en el que están presentes PSOE y Podemos; un Comité de Situación; la Secretaría de Estado de Comunicación; otra denominada Comisión Permanente contra la Desinformación; y por último, "las autoridades públicas competentes",. conformando lo que las redes han llamado el nuevo Ministerio de la Verdad.

De esta manera, una de las personas más afines al presidente, Irene Lozano, da soporte 'teórico' a las propuestas de Sánchez, criminalizando las redes sociales y a todos los que viertan informaciones en ellas que no formen parte del discurso oficial establecido.

Comenta esta noticia
Update CMP