El pub referencia de los ingleses en Benidorm abocado a cerrar por el Supremo

El pub Tiki Beach de Benidorm

El pub Tiki Beach de Benidorm

El alto tribunal no ha admitido los recursos de los propietarios de uno de los pubs de referencia de los turistas británicos, que deberá cesar su actividad por las molestias ocasionadas.

El Tiki Beach, uno de los establecimientos de ocio preferidos por los turistas británicos de Benidorm, ha recibido el golpe de gracia y se verá obligado a cesar en su actividad tras el auto del Tribunal Supremo, al que ha tenido acceso EsDiarioCV, en el que no se admiten los dos recursos interpuestos por sus propietarios; uno de casación y otro de infracción procedimental. Ya no caben más recursos.

El establecimiento, ubicado en primera línea de la playa de Levante, ocupa los bajos del edificio Santa Margarita y en épocas de alta presencia de británicos es uno de los de mayor afluencia, incluso desde por la mañana. La masiva presencia de estos turistas y su conducta incívica en muchas ocasiones ha sido objeto de numerosas críticas. De hecho, los vecinos del inmueble nunca han cesado en sus quejas, en especial, por el exceso de ruido y decibelios que sale del local.

En el auto del tribunal Supremo se confirman además todos los extremos de la anterior sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante y vuelve a imponer las costas a la propiedad del pub.

Los enfrentamientos entre los residentes del edificio y la propiedad del establecimiento, Benisuisse SL, vienen de años atrás cuando la comunidad demandó al local por las molestias continuas que ocasionaba. En el año 2015, el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Benidorm dio la razón a los vecinos por vez primera y declaraba resuelto el contrato de arrendamiento tras considerar probadas las “graves molestias” por los ruidos de la música y la aglomeración de personas en el exterior.

Conviene recordar que al presentar la denuncia, los propietarios solicitaron que si la misma recaía en el juzgado número 3, que la juez titular del mismo se abstuviese en la causa. El motivo no era otro que la propia juez es la esposa del propietario del pub. Así estaban las cosas.

La sentencia de instancia también precisaba que el pub había ejercido su actividad sin licencia de apertura y autorización para conciertos durante más de cuatro años y llegó a poner en duda las declaraciones de varios agentes de la Policía Local, pidiendo incluso que se investigase a un agente por si hubiera podido cometer un delito de falso testimonio. Por supuesto, la sentencia condenaba a Benisuisse SL al “cese definitivo” de la actividad del local.

La empresa acudió entonces a la Audiencia Provincial que, en abril de 2016, volvió a dar la razón a los vecinos y confirmó la resolución del juzgado de primera instancia. Ese posicionamiento judicial fue tildado de “atropello” por la propiedad del establecimiento al entender que no se habían preservado sus derechos y garantías. Convocaron una rueda de prensa para anunciar que llegarían hasta el Tribunal Supremo y lograron el apoyo de la asociación de salas de ocio nocturno y discotecas, Ociobal, cuyo presidente afirmó que la sentencia podría crear un peligroso precedente para los pubs de Benidorm.

Ahora, dos años después, los argumentos de Benisuisse SL han vuelto a ser rechazados y los recursos inadmitidos “por no reunir los requisitos precisos para la admisión de un recurso de casación”.

Según ha podido confirmar EsDiarioCV, los vecinos del inmueble ya han solicitado al juzgado de Benidorm la ejecución de la sentencia para el cese de actividad. Desde el Ayuntamiento local han informado que una vez les sea notificada la resolución del Supremo se procederá a la revocación de la licencia y se decretará el cierre del establecimiento.

 

Comenta esta noticia
Update CMP