18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Herrera deja a sus oyentes boquiabiertos dándole a Colau donde menos se esperaba

Después de que el Constitucional enmendara la plana a las autoridades catalanas con la prohibición de los toros y les sacara los colores muchos esperaban rayos y truenos en antena...

Con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la mesa, Carlos Herrera sorprendió este viernes a sus oyentes en COPE tranquilizando a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y al resto de antitaurinos "liberticidas". A su juicio, el TC ha enmendado la plana a la administración autonómica catalana, sí, porque prohibió algo no podía que eran los toros en Cataluña. Hasta ahí bien, para los defensores de los toros, porque "la tauromaquia es patrimonio común y pertenece al Estado protegerla". Además, "lo dice una magistrada catalana puesta por en su día por Convergencia y condecorada por Pujol que no es sospechosa de ser enemiga de Cataluña".

Eso sí, más allá de la victoria moral que reconoció Herrera, también mandó un mensaje de tranquilidad a los antitaurinos: "No habrá corridas de toros en Cataluña". Y es que, según el periodista, "esto no tiene resultado práctico más allá del rasgamiento de  vestiduras histérico del nacionalismo de siempre y de sus tontos útiles como el PSC, lo de tontos, cada día lo tengo más claro. Podrán ponerse con los brazos entrelazados rodeando la Monunmental, pero nada más. Toros en Cataluña no va a haber porque no hay nadie que eche la pata alante para realizar un festejo en la Monumental y santas pascuas. Ante el hostigamiento, ante la ira de determinados sectores antitaurinos incluida la administración no merece la pena. Los aficionados tendrán que irse a Zaragoza o a Perpiñán".

En su artículo de ABC de este viernes, Herrera iba aún más lejos y argumentaba que "en Cataluña no hay ningún empresario dispuesto a organizar corridas de toros. Ni siquiera el propietario de la Monumental de Barcelona que está loco por largar el problema que le supone un inmueble que no le rinde lo que le cuesta". 

Para el veterano periodista "el Constitucional ha sentenciado que las autoridades catalanas no pueden prohibir pero sí pueden regular con lo que queda todo dicho. Dispondrán de normas de imposible cumplimiento y con ello se acabó". 

Es por ello que "toda esta pandilla de histéricos que se han excitado hasta la relajación involuntaria de esfínteres por la decisión del TC deben colegir que, teniendo en mano la confección de condiciones para permitir la celebración de festejos taurinos, es muy sencillo hacer imposible su convocatoria". 

Herrera habla de la satisfacción moral "de quiénes llevamos años diciendo que la prohibición de los toros en Cataluña es un ataque frontal y miserable a la libertad. Se pongan como se pongan los liberticidas un aficionado catalán debe tener derecho a acceder a un espectáculo taurino". Pero nada más: "Toda la parafernalia borrachuza y tabernaria de las autoridades catalanas está de más: el Constitucional simplemente les ha recordado que hasta para prohibir hay restricciones". 

Y lanza un mensaje a la alcaldesa de Barcelona: "La dramática simpleza de la señora Colau, la pobreza argumental del parlamentario Tardá, y los exabruptos de algún que otro cretino han escenificado la teatral hiperventilación de todo nacionalista catalán cuando un tribunal le recuerda las leyes imperantes en todo el territorio nacional. A la señora Colau, al tal Puigdemont, al tonto de turno o al gacetillero agradecido habrá que decirles que la ley nos afecta a todos. Y que ellos podrán impedir las corridas de toros que tanto les ofenden con la promulgación de reglamentos imposibles". 

 

Comenta esta noticia
Update CMP