16 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián no paga impuestos por una parte de su sueldo mientras acusa a Madrid

Gabriel Rufián en una comparecencia en el Congreso.

Gabriel Rufián en una comparecencia en el Congreso.

El portavoz de ERC en el Congreso se embolsa cada mes un plus de 1.959 euros exentos de tributación por ser diputado de una circunscripción distinta a Madrid. De ese privilegio no habla.

Gabriel Rufián ha levantado en armas a la Comunidad de Madrid, el "paraíso fiscal" que, según el portavoz de ERC en el Congreso, ha creado "la derecha". 

Pero para privilegios fiscales, los de Rufián, que se embolsa mensualmente un extra de casi 2.000 euros libres de impuestos. Es decir, exentos de toda tributación. Aunque de esos 24.000 euros anuales no hable nunca.

Lo hace en su condición de parlamentario, por el mero hecho de serlo. El Régimen económico de los diputados establece una "indemnización" -así se denomina- para los 350 diputados destinada a "cubrir los gastos" que les origine su actividad en la Cámara, fundamentalmente de alojamiento. Se abona mes a mes y es a mayores del sueldo base y de otros pluses por cargo. 

En el caso de los diputados por Madrid, la indemnización asciende a 935,37 euros al mes. Pero en el caso de los que son de otras circunscripciones, como Rufián (fue elegido por Barcelona) y la inmensa mayoría, la cantidad es mucho más generosa: 1.959,62 euros mensuales limpios. Sin pasar por la caja de Hacienda. 

Extracto del Régimen económico de los diputados.

 

Como el Congreso considera que esta indemnización es para "cubrir gastos", está exenta de tributación. Nada, ni un euro, a pesar de que según la Ley 35/2006 del IRPF, las dietas y asignaciones para gastos de viaje también son rendimientos íntegros del trabajo y por tanto parte de la renta gravable.

No obstante, en esa ley existe una excepción redactada expresamente para librar a diputados europeos, nacionales, autonómicos y provinciales, así como senadores, concejales y miembros de los cabildos insulares u otras entidades locales de tributar por esas dietas. Se trata, concretamente, del artículo 17.2 b), que excluye de la renta gravable de sus señorías la parte "que dichas instituciones (Cortes, ayuntamientos, diputaciones provinciales...) asignen para gastos de viaje y desplazamiento".

Rufián, como el resto de compañeros de escaño, ha estado cobrando esos casi 2.000 euros libres de impuestos incluso en los peores meses de la pandemia, cuando la actividad del Congreso estuvo reducida al mínimo (de hecho sigue habiendo severas restricciones de aforo). 

Según la última declaración de la renta que comunicó a la Cámara Baja, correspondiente al ejercicio fiscal 2018, pagó de IRPF 27.292 euros por un sueldo declarado como diputado de 85.719 euros. Sin incluir esos 24.000 euros al año por el concepto de indemnización.

Comenta esta noticia
Update CMP