Los restaurantes denuncian que el toque de queda “es un saboteo encubierto”

Concentración del sector de la hostelería celebrada en Alicante / FOTO: O. Avellán

Concentración del sector de la hostelería celebrada en Alicante / FOTO: O. Avellán

El presidente de ALROA reprocha que la medida solo afecta al la hostelería y reclama que si la intención es que no haya fiestas en pisos “que controlen eso y no fastidien a la restauración"

El presidente de la Asociación de Locales de Restauración y Ocio de Alicante (ALROA), Javier Galdeano, se muestra muy indignado por las condiciones en las que se plantea el toque de queda anunciado por el gobierno de Ximo Puig. Afirma que “es un saboteo a la restauración encubierto, porque a partir de las 12 de la noche lo único que hay abierto es la restauración, ahora hasta la 1:00 de la madrugada”.

Galdeano lamenta que la prohibición de permanecer en las calles o lugares públicos entre las 0:00 horas y las 6:00 de la mañana estrecha el cerco más a los propietarios de bares, restaurantes y cafeterías, que tendrán que levantar de las mesas a sus clientes a las 23:30 para cumplir con la restricción horaria.

Nadie más abre a esas horas

El portavoz de ALROA ha señalado a ESdiario que esta medida “va a redundar en que los clientes se tendrán que ir de los restaurantes a las once media de la noche, porque son los únicos establecimientos que hay abiertos a esas horas”. Se queja de que la medida está teledirigida al sector de la restauración, porque “las floristerías no están abiertas, los estancos tampoco ni las mercerías ni El Corte Inglés ni el Mercadona. Nadie más tiene abierto a esa hora más que la restauración”.

Javier Galdeano insiste que a quien perjudica este toque de queda que va a implantar la Generalitat Valenciana e solo a la restauración, “porque a los demás les da igual”. El presidente de los locales de ocio y restaurantes insiste en que “eso es un saboteo espectacular, un decir vamos a hacer algo que al final se traduce en sabotear a la hostelería”. Avisa que ya hay restaurantes que no podrán soportar económicamente esta situación y que acabarán cerrando.

A pesar del anuncio del toque de queda, el presidente de ALROA pide que se les conceda la habilitación para que los locales de ocio nocturno puedan abrir en las mismas condiciones que las cafeterías, aunque sea hasta las 0:00 horas durante estas restricciones, pero que se retome a la misma vez la normalidad una vez expire la medida del toque de queda.

La hostelería no es la responsable

Javier Galdeano se muestra favorable de un toque de queda que sea efectivo, y que restrinja de verdad la movilidad no necesaria en los momentos en los que se produce más riesgo –que no es en la franja planteada-.  Señala que si la intención de ese horario nocturno es que no haya fiestas en las casas particulares “pues que controlen eso, pero que no fastidien a la restauración y al ocio y que permitan que funcione bien regulado y con las medidas de protección adecuadas”.

El portavoz de ALROA duda de que se vayan a reducir contagios con este toque de queda “porque la gente va a seguir coincidiendo en el TRAM, en el autobús, en el supermercado o en las cafeterías durante el día, así que ya veremos si bajan o no bajan”.

 

Comenta esta noticia
Update CMP