El rector lanza un órdago al Consell para implantar Medicina en Alicante

Manuel Palomar junto a Ximo Puig en una imagen de archivo.

Manuel Palomar junto a Ximo Puig en una imagen de archivo.

Manuel Palomar no quiere despedirse de su mandato sin haber cumplido una de las principales promesas de su candidatura: el grado de Medicina. Desde el Consell no se lo ponen fácil.

Hace unos días Manuel Palomar se desmarcaba de encabezar la candidatura del PSPV-PSOE a la Alcaldía de Alicante. El rechazo no cayó nada bien a una parte de la militancia socialista, que veían en él al “mirlo blanco” que buscan desde hace tiempo, una vez que han “rechazado” la posibilidad de que la actual portavoz del grupo municipal, Eva Montesinos, sea la candidata; igual hay que empezar a mirar con otros ojos a la edil. Su decisión, al menos es lo que comentan fuentes del partido a EsdiarioCV, viene motivada porque quizá Palomar no tenga nada claro que el PSOE pueda sacar unos buenos resultados en las elecciones municipales que le permitan hacerse con el bastón de mando, y por ello no quiere exponerse a una derrota cuando su prestigio está en la cima, ya que es el “tótem” de la villa universitaria.

Y si hablamos de prestigio, debe pasar lo mismo en el mundo académico. Porque no se entiende el empeño de Palomar en que la Universidad de Alicante recupere el grado de Medicina, cuando ya está más que asentado en la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, a escasos kilómetros de la capital de la provincia. Sin embargo, hay que recordar que los rectores pueden estar un máximo de dos mandatos (ocho años), y el responsable de la UA está ya en su recta final y según fuentes universitarias, “se quiere despedir por todo lo alto, con los deberes hechos, con su programa cumplido”.

Quizá por tal motivo estuvo “tan beligerante” y vehemente en la reivindicación del grado de Medicina en la apertura de curso de la UA, trasladándolo al conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, allí presente. Dio cifras relativamente "convincentes" y un dato clave: la Agencia Nacional de Evaluación y Calidad (Aneca) ha dado su visto bueno, y nunca la Generalitat Valenciana ha contradicho las decisiones o recomendaciones de ese organismo, según el rector.

Por su parte, Alcaraz no quiso entrar en el juego de las cifras y estuvo de lo más diplomático, comunicando a los medios que desde el Consell, y desde el área que controla el conseller  Vicent  Marzà (Compromís) “se apela al diálogo y al consenso”. Los allí presentes lo tomaron como una evasiva para no decirle al rector en su cara que lo de Medicina “iba para largo”.

Las reticencias del Consell vienen de atrás. En su día, cuando era consellera de Sanidad Carmen Montón, ésta  dudó sobre la necesidad de implantar esta carrera en la UA. Un aviso para navegantes que recientemente recogió la actual titular del área, Ana Barceló, que dejó muy claro que finalmente será Educación quien autorice la nueva facultad.

Las tensiones políticas vuelven a sobrevolar la Universidad de Alicante. De hecho, del desplante del ex rector Andrés Pedreño a Eduardo Zaplana en una apertura de curso, nació la UMH, que es donde está actualmente el dichoso grado. La pregunta: ¿Seguirá insistiendo Ximo Puig a Palomar para que sea candidato a la Alcaldía de Alicante?  

Comenta esta noticia
Update CMP