18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Corralito" de Batet en el Congreso para que Sánchez no escuche los abucheos

Sánchez saluda a Batet y a la presidenta del Senado en el 6-D del año pasado.

Sánchez saluda a Batet y a la presidenta del Senado en el 6-D del año pasado.

Polémica en la organización del acto de homenaje a la Constitución el domingo. La presidenta de la Cámara ha decido alejar lo más posible al público del Gobierno para ahorrarle un bochorno.

En dos de las últimas salidas de Moncloa de Pedro Sánchez, el presidente ha tenido que escuchar sendos abucheos. En Pamplona, frente a la sede de la Comunidad de Navarra; y en Madrid, durante la visita esta misma semana al Hospital de La Paz. De hecho, en este último caso, Presidencia editó la señal institucional para eliminar las imágenes de la bronca ciudadana a Sánchez.

Y en estas llega una nueva noticia que va a levantar ampollas y que tiene que ver con la tradicional recepción en el Congreso con motivo del Día de la Constitución.

La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha decidido ampliar este domingo el perímetro de seguridad del Palacio de las Cortes, alejando así la presencia de público, al haber decidido celebrar el acto central del Día de la Constitución en el exterior del palacio, concretamente en la Puerta de los Leones, en vez del escenario habitual del Salón de Pasos Perdidos.

Este amplio cordón policial alejará al público y evitará también posibles aplausos o abucheos de los ciudadanos al paso de los políticos. Y el tradicional contraste entre los vivas y los aplausos a Felipe VI y la bronca y los pitidos a Sánchez y sus ministros.

Así, se prevé que a partir de las diez de la mañana se corte el tráfico de vehículos y de personas en todos los accesos a la Carrera de San Jerónimo para blindar así la seguridad del acto institucional.

Esta ceremonia tiene lugar tradicionalmente en el Salón de Pasos Perdidos, donde cada año suelen darse cita en torno a 700 invitados entre miembros del Gobierno, las más altas autoridades del Estado, así como diputados y senadores. En ese contexto era habitual la presencia de público a lo largo de la Carrera de San Jerónimo aplaudiendo o abucheando a los políticos a su llegada o salida de la Cámara.

 

 

Sin embargo, las restricciones del aforo que ha traído consigo el Covid han obligado al Congreso a sacar al exterior este acto con motivo del 42 aniversario de la Constitución para garantizar la asistencia de esa representación, con la correspondiente distancia de seguridad, así como reducir el número de invitados. Se espera en torno a 200, según han informado fuentes parlamentarias.

Así, por primera vez la celebración de esta efeméride tendrá lugar en la escalinata de la Puerta de los Leones, donde Meritxell Batet leerá su tradicional discurso y donde se darán cita, además, la presidenta del Senado, Pilar Llop, los miembros de las mesas de ambas Cámaras, el Gobierno, con Pedro Sánchez a la cabeza, y los presidentes del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial , entre otras autoridades.

En consecuencia, se ha decidido aplicar un dispositivo especial de seguridad, similar a los aplicados en días como la apertura solemne de las Cortes que preside el Rey y que incluyen una parada militar, según precisan las fuentes consultadas.

De ese modo, se ampliará el perímetro protegido cortando la Carrera de San Jerónimo entre la calle Cedaceros hasta la conocida como Plaza de Neptuno, así como en la Plaza de las Cortes y en las calles adyacentes al Palacio del Congreso.

La ampliación del cordón policial impedirá, por tanto, la presencia de público en la Carrera de San Jerónimo a la llegada o salida de los políticos. Y el consiguiente veredicto ciudadano.

 

Comenta esta noticia
Update CMP