27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP se "reunifica" en torno a Feijóo con Casado, Rajoy, Ayuso y Moreno juntos

Casado, Feijóo, Rajoy, Ayuso, Moreno y otros barones

Casado, Feijóo, Rajoy, Ayuso, Moreno y otros barones

Los populares hacen piña en Galicia con Casado al frente, todos los barones juntos e incluso Rajoy de testigo para derrotar a Sánchez desde la moderación.

La foto tiene un gran valor simbólico: Casado y Rajoy juntos, con Feijóo de gran protagonista en su toma de posesión en Galicia, y toda la plana mayor de barones haciendo piña. Desde Ayuso hasta Moreno, pasando por Mañueco, se retrataron en una imagen que dice todo del futuro inmediato del partido. Hacer piña, mantener el tono sereno y no pasarle ni una al Gobierno de Sánchez.

El pasado 12 de julio, Alberto Núñez Feijóo logró la gesta que anticipaban las encuestas Casado revalidó el cargo de presidente de la Xunta de Galicia, logrando una arrolladora cuarta mayoría absoluta, obteniendo para el Partido Popular 42 escaños frente a los 41 de la legislatura anterior, un 47,98% de los votos (625.000), casi 3 veces más que el PSOE, que se tuvo que conformar con algo más de 250.000 sufragios, manteniendo los 14 diputados regiones que obtuvo en 2016.

En cualquier caso, el gran damnificado de la victoria arrolladora de Feijóo fue Podemos, que quedó borrado del mapa electoral de esta comunidad autónoma, pese a formar parte del Gobierno de España desde enero de este mismo año.

 

Este sábado, casi 2 meses después de las elecciones, Feijóo ha vuelto a tomar posesión como presidente de la Xunta. Ha sido en un solemne acto en el Parlamento de Galicia, desde donde ha prometido su cargo y ha apelado a la "estabilidad", a la "moderación" y a la "cogobernanza" con el Estado que requiere la gestión de la pandemia de la COVID-19. 

En un evento dirigido por el presidente del Legislativo gallego, Miguel Ángel Santalices, quien ha leído el decreto de investidura, y con la presencia de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, Feijóo ha prometido "ser fiel" al cargo y "conservar y hacer cumplir la Constitución, el Estatuto de Autonomía y las demás leyes de Galicia y del Estado".

Tras ser investido, el también líder del PP gallego ha pronunciado un discurso en el que ha reivindicado que "la moderación no es debilidad, sino fortaleza, y que la estabilidad no es inmovilismo, sino un dinamismo asentado en bases firmes".

Además, ha aprovechado la presencia de la ministra de Política Territorial para erigirse en defensor del Estado de las autonomías pero apuntar, no en vano, que se producen "desajustes" entre las distintas administraciones. "Algunos de ellos son equiparables a los que padecen otros estados complejos, pero otros derivan de la que, en mi opinión, es una errónea concepción del Estado de las autonomías", ha explicado.

"En él, la cogobernanza debiera ser algo habitual y espontáneo, y no presentarse como una concesión derivada de una situación excepcional", ha añadido.

Feijóo ha estado arropado en este evento por miembros de su familia, entre ellos su madre, Sira Feijóo, su hermana, Micaela Feijóo, y su pareja, Eva Cárdenas, quienes han ocupado los asiento de la primera fila.

Ya en las siguientes filas, se han situado dirigentes populares como el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy; la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor; el presidente del partido, Pablo Casado; y los presidentes de los ejecutivos autonómicos de Andalucía, Juan Manuel Moreno, de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

También han acudido a la toma de posesión el vicepresidente de la Xunta todavía en funciones, Alfonso Rueda, el resto de miembros del Gobierno gallego, así como el expresidente autonómico Fernando González Laxe, expresidentes del Parlamento, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, el delegado del Gobierno, Javier Losada, y los portavoces de la oposición, Ana Pontón (BNG) y Gonzalo Caballero (PSdeG-PSOE).

 

Casado ensalza la "buena gestión" de Feijóo durante la pandemia

Tras la toma de posesión de Feijóo, Casado ha ensalzado al presidente gallego como un ejemplo de "buena gestión, de cercanía y de estar cerca de los problemas de la gente" en un contexto "en el que la pandemia asola el país".

 

El líder de los populares a nivel estatal ha destacado del discurso de Feijóo "la apelación a una España plural pero que no sea un mosaico partido". "Hoy aquí en Galicia están representados todos los españoles y, si se me permite, todas las sensibilidades políticas porque el proyecto que ha presentado (Feijóo) es un proyecto abierto, transversal y útil para los ciudadanos", ha incidido.

Casado ha remarcado que "las administraciones tienen que dar certidumbre, tranquilidad y esperanza" y que eso "es lo que se ha visto" este sábado con la intervención de Feijóo tras prometer el cargo, un discurso en el que, en palabras del presidente de su partido, "se le ha visto la emoción" de los "momentos duros" vividos en los meses pasados.

 

 Casado, Rajoy Ayuso, juntos en Galicia

 

Urkullu jura por tercera vez como lendakari

Por su parte, el peneuvista Iñigo Urkullu ha jurado su cargo este sábado, por tercera vez consecutiva,  como lendakari, bajo el árbol de Gernika, con la misma fórmula utilizada en las anteriores ocasiones y con la que se ha comprometido a "cumplir fielmente su mandato". Posteriormente ha tomado posesión como presidente del Ejecutivo vasco en el interior de la Sala de Juntas, en esta ocasión, con presencia reducida de parlamentarios, debido a la pandemia, y uso generalizado de mascarillas.

 

 

El acto ha estado marcado por las medidas de seguridad establecidas por el covid-19, que han obligado a variar el protocolo. Tan solo 30 invitados han podido seguir el acto y únicamente 62 de los 75 parlamentarios han entrado el hemiciclo, junto a familiares del lehendakari -su esposa y sus tres hijos, Karlos, Kerman y Malen- y la presidenta de las Juntas Generales, Ana Otadui.

 

Entre los invitados, además de representantes institucionales y políticos vascos, han destacado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.

Comenta esta noticia