17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

O alcalde, o diputado: Díaz Ayuso y Aguado impiden a los suyos acumular cargos

La Asamblea de Madrid.

La Asamblea de Madrid.

En las bancadas del PP y de Ciudadanos no habrá, en la nueva legislatura, ni un solo alcalde que sea a su vez diputado regional. Ambos partidos han implantado la dedicación exclusiva.

La décima legislatura de la Asamblea de Madrid que nacerá tras el 26 de mayo traerá, además de caras nuevas a los sillones de la Cámara regional, también otras novedades. En, al menos, dos formaciones que seguro, contarán con representación en la misma.

Ni Partido Popular ni Ciudadanos permitirán que una misma persona pueda desempeñar dos cargos públicos a la vez. Es decir, que no veremos a alcaldes de ninguna de estas formaciones sentados también en los escaños de la Asamblea, como hasta ahora.

Según ha podido saber ESdiario de fuentes populares, la candidata del Partido Popular a ser presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no incluirá en la lista de nombres que la acompañarán en su candidatura a nadie que ocupe un puesto en alguna de las 179 listas del PP a las alcaldías de la región. El ejemplo más claro es el de David Pérez, hasta ahora alcalde de Alcorcón, que no aspira a la reelección en el Ayuntamiento porque es el número dos en la candidatura autonómica.

 

También desde Ciudadanos en Madrid, con Ignacio Aguado al frente, se confirma tal medida. Desde Vox aún no han entrado tan en el fondo de las fórmulas que incluirán en su programa electoral de cara a las elecciones de mayo, con lo que aún este periódico no ha podido recabar opinión oficial al respecto de esta formación.

Sin embargo, esta medida no es nueva. Ya en enero de 2016, la entonces presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, anunció tras un Consejo de Gobierno una batería de reformas legales en materia de regeneración democrática y transparencia que incluía la dedicación exclusiva. Además de recogerlo el PP y Cs en sus programas respectivos de las elecciones del 2015, también se incluyó en el acuerdo de investidura firmado ambas formaciones. Según se dijo entonces, con el fin de recuperar "la ética de la política" y "la confianza de los ciudadanos".

Algo más de un año más tarde, en julio de 2017, Ciudadanos registró una proposición para modificar un párrafo de la Ley Electoral 11/1986, de 16 de diciembre, de manera que se pudiera prohibir, "a partir de la próxima legislatura que un alcalde sea a la vez diputado autonómico, como ocurre al menos con seis primeros ediles, del PP y el PSOE, que tienen acta de diputo en la actualidad". En octubre de ese mismo año 2017 la propuesta quedó rechazada con los votos en contra de PP y PSOE y la abstención de Podemos y con los únicos votos a favor de Cs.

El portavoz del Partido Popular en la Asamblea, Enrique Ossorio, aseguró entonces que ya en 2016, el PP presentó esa misma iniciativa. En ese caso se trató de una ley de modificación de rango ordinario y no de estatuto, para "incrementar las incompatibilidades del Gobierno y de los diputados".

Esa ley, recordó Ossorio, tuvo una enmienda a la totalidad de Podemos y de Ciudadanos, "aunque Ciudadanos la retiró". Se votó en el plenario la enmienda de Podemos y se desestimó. Tras las enmiendas, "lo único que habría que hacer es tramitar la Ley, que está ya en comisión de estatuto". Y ahí sigue.

Ahora ambas formaciones resucitan esta idea, plasmándolas en los respectivos programas electorales con que concurrirán a las elecciones del 26 de mayo. Se quiere plena y máxima dedicación o bien la labor de diputado o bien a la de alcalde-concejal.

Comenta esta noticia
Update CMP