30 de mayo de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El increíble pasado oculto del polémico Gonzalo de la Isla de las Tentaciones

Gonzalo y Susana

Gonzalo y Susana

Es uno de los concursantes más controvertidos y su relación con la granhermana Susana ha hecho correr ríos de tinta. Pero nadie sabía, hasta ahora, lo que ocultaba.

Se llama Gonzalo Montoya, llegó a La Isla de las Tentaciones acompañado por su pareja, la ganadora de Gran Hermano Susana Molina y, desde entonces, casi todo ha sido tiranteces entre ellos, sospechas de infidelidad, coqueteos disparados y bastantes polémicas.

El aludido ha sido capaz de atacar en público a Fani y a Alejandra, de ensalzar el busto de Katerina, uno de los cebos situados por el programa de Mediaset en ese paraíso de la República Dominicana y, en general, de lucir palmito y chulería como una altivez que a no pocos ha molestado.

Una frase le resume, la dedicada a Katerina para pasmo de su novia Susana: "Me mareas con tus tetas", le dijo con media España mirando para indignación de su chica, autora de una demoledora respuesta:

 

"Para mí puede ser motivo para dejar mi relación con Gonzalo. Esas cosas que he visto no las quiero. No me imagino teniendo hijo, casándome… con comentarios así. Lo que siento es vergüenza ajena". Se puede decir más alto, pero no más claro.

¿Pero quién es en realidad Gonzalo Montoya? ¿De dónde viene y qué ha dejado atrás? Este fin de semana se ha hecho esas preguntas Emma García en su "Viva la Vida" de Telecinco y, digamos suavemente, las respuestas no le dejan en muy buen lugar al concursante.

El "limitadito"

"Todo el mundo sabe que es bastante limitadito. En el colegio iba de chulito, se ponía la goma del pelo en el brazo para parecer que estaba fuerte y todo el instituto se reía de él. Si tenía una discusión, intentaba parecer superior a los demás y siempre ha intentado estar por encima. Necesita llamar la atención".

Tremendo varapalo de un compañero de instituto al que el programa pudo entrevistar tras enviar un equipo especial de reporteros a Sevilla, donde estudió Gonzalo. Y otro testimonio, de un exsocio de Montoya en un negocio que intentaron, tampoco le deja mucho mejor. Sí, reconoce que jamas tuvo problemas societarios o económicos con él, pero ojo al balance final: "Él no ha trabajado en su vida”.

 

Comenta esta noticia