01 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado a Sánchez: "A mí no me presiona nadie y menos alguien como usted"

Pablo Casado en el Congreso de los Diputados

Pablo Casado en el Congreso de los Diputados

La reforma del Poder Judicial planteada por PSOE y Unidas Podemos ha caldeado el ambiente en el Congreso de los Diputados. El PP ha cargado contra la injerencia del Gobierno.

Reproches e insultos. Ese ha sido el tono de la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados que se ha celebrado este miércoles en el que la reforma del poder judicial propuesta por PSOE y Unidas Podemos ha copado el debate y en el que el PP ya ha avisado a Sánchez de que no va consentir sus atropellos a la legalidad. "A mí no me presiona nadie", ha avisado Pablo Casado, "y menos alguien como usted".

Sánchez ha asegurado durante su intervención, con el tono que le caracteriza, que no quería entrar en este debate bronco, para luego enmedarse a sí mismo, tachando al PP de partido 'antisistema'.

 

 

Y es que Casado, ha recordado al presidente del Gobierno que llegó a La Moncloa tras una moción de censura en la que se cubrió con la bandera de la regeneración. Pero ahora las tornas han cambiado. Tiene a un vicepresidente investigado por tres delitos y "amenaza con una reforma a la polaca" para controlar a los jueces.

De hecho, ya ha avisado de que si Sánchez no rectifica, el PP acudirá al Constitucional, y a las instituciones y tribunales europeos, pidiendo, además que  "no ponga en riesgo los fondos de reconstrucción por atacar el Estado de Derecho".

Por ello, ha pedido que "no busque falsos culpables", ya que si prefiere "volver a la legalidad", lo que tiene que hacer el Gobierno es apoyar la propuesta de reforma del CGPJ que presentó el PP y "expulse a Podemos, que arremete contra el juez, contra el Rey y que defiende a batasunos e independentistas", por lo que ha pedido que de forma inminente "cese al señor Iglesias".

Además, Casado ha recordado que Sánchez tuvo que cesar a Máximo Huerta y a Carmen Montón, mientras que mantiene a Calviño, Duque y Celaá, que tienen sociedades patrimoniales, tienen en su Gobierno a tres ministros vinculados con los ERE; un secretario de Estado de Turismo imputado por corrupción y el vicepresidente investigado por tres delitos, "pero tira la piedra y esconde la mano".

"Miente todo el rato", ha dicho Casado. "Retire el estado de alarma en Madrid, porque su sobervia le está jugando una mala pasada". De hecho, ha añadido que Europa empieza a ver a España como un Estado fallido, "pero el único fallido, es usted".

 

Comenta esta noticia
Update CMP