11 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Valbusenda, una experiencia completa para desconectar

Este hotel, bodega y spa en Toro, Zamora, reabre sus puertas con todo listo para hacer sentir a sus huéspedes como en casa. Gran oferta gastronómica y actividades en torno a sus viñedos.

La pandemia mundial del Coronavirus ha cambiado nuestras vidas, pero poco a poco debemos recuperar ciertos placeres que nos ayudan a mantener la ilusión en las tediosas jornadas de oficina. Es verdad que la forma de relacionarnos, de experimentar y, cómo no, la de viajar, han cambiado. Pero debemos volver a disfrutar, apoyando el turismo nacional, una actividad que supone cerca del 15% de nuestro PIB, y saber  que existe una nueva forma de hacerlo que no supone un riesgo para la salud.

En Valbusenda Hotel Bodega & Spa han trabajado durante meses para implementar los más rigurosos protocolos de higiene y prevención y, por fin, el próximo día 2 de julio, este hotel de 5 estrellas abrirá de nuevo sus puertas con la tranquilidad de sus clientes como primera premisa.

A fin de asegurar el bienestar y la salud de huéspedes y trabajadores, se ha establecido una guía de seguridad en la que se recogen los protocolos específicos a seguir en cada área de actividad. Además de las medidas de distancia obligatorias y el refuerzo en labores de limpieza y desinfección en zonas comunes, en Valbusenda Hotel Bodega & Spa se han tomado una amplia serie de necesidades sanitarias y de seguridad que afectan a la recepción y check in de huéspedes como:

  • Test previos al personal: absolutamente todos los trabajadores se someterán, antes de su incorporación, al test serológico ELISA.
  • Instalación de mamparas de protección.
  • Aforo limitado en la recepción hasta un máximo de 6 personas.
  • Kit de bienvenida con hidrogel individual y mascarilla quirúrgica.
  • Pack de amenities individual
  •  Supresión del servicio de aparcacoches.

También en las habitaciones se han reforzado las medidas de seguridad. Entre otras, se ha establecimiento un periodo mínimo de 72 horas de margen entre el abandono y nueva ocupación de habitaciones. En cuanto a la Bodega, todas las normas del hotel se extrapolarán a este espacio. En este sentido, las catas se harán de forma personalizada con una reducción del aforo del 30%. Y las experiencias enológicas se harán previa reserva.

El restaurante Nube, de referencia gastronómica, así como otras zonas gastro del hotel, también han sido objeto de nuevas medidas, con reducción del aforo en todas las zonas gastronómicas. Además, se han habilitado otras tres zonas para servir comida: el Pool-Bar, la Enoterraza y el Bar & Lounge, siendo necesario en todos ellos reservar cita previa. A la hora del desayuno, se ha suprimido el buffet . El servicio se hará de manera individualizada, pudiéndose por supuesto disfrutar en la habitación, y todas las cartas se consultan a través de códigos QR.

Si se desea disfrutar del Spa, habrá que tener en cuenta que el acceso al circuito de será bajo petición. Podrá disfrutarse durante 60 minutos con un máximo de 4 personas por hora. Se entregará una bolsa de plástico a cada cliente para que, a la salida, deposite las toallas o cualquier material textil y así facilitar su posterior lavado a un mínimo de 60º de temperatura. Todos los tratamientos se harán bajo petición de cita con un mínimo de 24 horas de antelación. También otras zonas de disfrute como el gimnasio o la piscina exterior están preparadas para que puedan usarse siguiendo estrictos protocolos de higiene.

Comenta esta noticia