21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián paga su enfado por lo del Parlament con la Policía y sale escaldado

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en la sesión de control del Congreso.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en la sesión de control del Congreso.

El diputado de Esquerra volvió a dar la nota en el Congreso. Pero no contaba con la ácida respuesta del ministro portavoz del Gobierno, que le dio una lección sin elevar el tono.

Los independentistas parecen cada vez más desarbolados por los vaivenes protagonizados por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, volvió a protagonizar este miércoles una intervención más que agria y fuera de tono, durante la sesión de control al Gobierno y en su cara a cara con el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo.

Rufián, que preguntaba por la posible mediación internacional entre el Gobierno y la Generalitat, llamó "salvajes" a los policías y guardias civiles enviados a Cataluña el pasado 1 de octubre para, dijo, "apalear" a "nuestra gente", mientras mostraba fotografías con la imagen de dos supuestas agredidas.

Rufián lanzó esta grave acusación durante la pregunta que dirigió a Méndez de Vigo, en la que puso de relieve que, frente a los "palos" del Gobierno, Carles Puigdemont tendió la mano este martes, "incluso a los de las porras", para tratar de buscar una solución al conflicto catalán.

"Les pido que sean civilizados y demócratas por una vez en su vida, que se sienten en una mesa de negociación, que saquen a la Policía política de las calles de Cataluña, que paren su maquinaria del fango, que dejen de insultarnos y de hacer el ridículo", enfatizó.

Pero Méndez de Vigo no se arredró ante el tono de Rufián y le replicó: "Un país como este, un país fuerte y pujante no necesita mediaciones para resolver sus problemas. Somos capaces de resolverlo entre nosotros".

En su turno, el portavoz del Gobierno emplazó a Rufián a decir cosas "sensatas y positivas" y a evitar los "insultos" y las "descalificaciones" porque, de lo contrario, ha dicho, no será posible llegar "a ningún lado". Méndez de Vigo apeló a la "generosidad" que los diversos actores de la Transición demostraron hace 40 años para restaurar la democracia y subrayó que el Gobierno viene ofreciendo desde hace "mucho tiempo" un diálogo "sin fecha de caducidad, pero dentro de la ley".

 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia