El huracán Toni Cantó ya los pone de los nervios

La izquierda valenciana arremete contra Toni Cantó al estilo Vox, por colarse en la cocina institucional sin complejos.

Aún no ha superado las primarias y apenas lleva diez días “presentado” como aspirante a presidente de la Generalitat. Pero ha bastado que apareciera por Les Corts y hablara con los periodistas debajo del ficus para que la izquierda valenciana se le echara encima.

Para algunos se trata del mismo error que cometió Susana Díaz con Vox durante la campaña andaluza, y que los partidos valencianos de izquierdas están reproduciendo con los de Santiago Abascal desde entonces: dar publicidad gratuita a candidatos sin complejos a los que no les asusta la crítica y cuyo éxito va a depender precisamente de que el electorado de centro-derecha les perciba como azotes de la izquierda, no como contemporizadores o pactistas.

Toni Cantó se presentó este miércoles en Les Corts y anunció que Ciudadanos no suscribiría un acuerdo que busca indirecta pero precisamente que la derecha no pueda gobernar la Generalitat. Un acuerdo que obliga a sus firmantes a no pactar con partidos que no suscriban el pacto valenciano contra la violencia de género. O sea, con Vox. Cantó cambió pacto valenciano por pacto estatal, el que no firmó Podemos, y como no se lo aceptaron, su grupo rompió la prevista unanimidad parlamentaria en el preacuerdo.


Escándalo en la izquierda. El socialista Manolo Mata escribía en Twitter que “lo peor que ha dicho Cantó es que el Pacto estatal está por encima del autonómico. Debe desconocer que la mayoría de los acuerdos son competencias autonómicas”. Para dejar a continuación meridianamente clara la intención del acuerdo: “Toni Cantó debuta en las Corts dinamitando el acuerdo anti Vox”.

Exactamente lo mismo que ha publicado el presidente de Les Corts y sobre todo dirigente de Compromís Enric Morera, “Toni Cantó debuta en las Corts dinamitando el acuerdo anti Vox”, negándole aparentemente ya de paso su condición de valenciano: “de fora vindran que de casa et trauran”.


Cabe la posibilidad de que Morera a lo que aludiera es a la condición de no parlamentario autonómico -sí nacional- de Cantó. De hecho Mata llegó a afearle desde la tribuna que hiciera declaraciones debajo del gran ficus del patio interior de Les Corts, todo un símbolo para el parlamentarismo valenciano, sin caer en la cuenta de que lo mismo hacía Ximo Puig cuando, como ahora Cantó, era diputado en el Congreso.


Que hay nervios en las instituciones valencianas desde las elecciones andaluzas es algo que ya les hemos documentado en varias ocasiones en ESdiarioCV.

 

La irrupción de Vox, el hecho de que Ciudadanos siga al alza, el de que el PP no se hunda, y el de que Podemos peligre seriamente por sus cuitas internas son factores que han encendido las alarmas especialmente en el PSPV. Eso, y que Cantó, en su presentación ante los medios, dijera que el modelo andaluz de gobierno "me parece muy bien".

 

Porque además Cantó es hiperactivo y tiene proyección nacional, como demostró este mismo miércoles criticando en las redes la entrevista en TVE al embajador chavista venezolano, al que llamó “portavoz de una dictadura asesina”, lo que motivó que le llamara para darle explicaciones la directora de Informativos, según El Confidencial Digital.


 



 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP