02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La propaganda independentista utiliza a bebés de meses y niños contra España

La Diada ha reunido a cerca de un millón de personas en las calles, a las que el presidente de la ANC -la organizadora- ha pedido públicamente que desobedezcan al Tribunal Constitucional.



La maquinaria social del independentismo, que simbolizan la Asociación Nacional Catalana (ANC) y Omnium, lo ha vuelto a hacer este lunes. Pese a la polémica suscitada en anteriores ediciones de la Diada y en otras concentraciones similares, los impulsores de la consulta ilegal del 1-O han vuelto a utilizar a menores para hacer proselitismo del "procés". Y una vez más, también, con la complicidad de la televisión pública catalana, que no ha dejado de ofrecer primeros planos de estos niños a lo largo de su retransmisión.

Ataviados muchos de ellos con la samarreta (camiseta) oficial de este 11-S, en coches de bebé los más pequeños y con banderas esteladas anudadas al cuello a modo de capa los más mayores. De esta forma, centenares de menores han poblado la marcha que ha culminado este lunes en el cruce entre la calle Aragón y el Paseo de Gracia. Familias completas, muchas llegadas desde distintos puntos de la geografía catalana, que no han tenido recelos en vestir a sus hijos con la iconografía propia de los secesionistas.

Muchos de los pequeños, incluso, salían al paso de las cámaras de TV3 -varias de ellas móviles- para agitar pañuelos y esteladas, gestos que han convivido con el grito de "Votarem" que lanzaban los manifestantes adultos.

Pero TV3 ya había provocado la polémica en este sentido a primera hora del día, en su programa especial sobre la ofrenda floral de las instituciones y los partidos políticos catalanes ante el monumento de Rafael Casanova. En un momento de la retransmisión, la reportera que cubría la jornada de puertas abiertas del Parlament entrevistó a una niña de diez años que visitaba las instalaciones acompañada por su padre.

¿A quién elegirías, a Carles Puigdemont o "al García-Albiol"?, preguntó la periodista entre risas. "Uy, al Albiol no. No se quién es. Al Puigdemont.", contestó la pequeña provocando nuevas risas, incluidas las de su padre.

 

La polémica por el uso de niños para defender las proclamas independentistas tiene un serio precedente en 2013. Ese año, tras la Diada, el PP llevó al Parlament una iniciativa parlamentaria que exigía el cese del entonces director general de TV3, Eugeni Sallent.

¿El motivo? Un informativo del canal infantil de TV3, Super3, en el que varios niños expresaron su posición favorable a la independencia un día después de la celebración de Diada.

El reportaje mostró a una familia de Lérida acudiendo a participar en la convocatoria de la cadena humana que se formó en aquel acto. Y durante la información, los reporteros recogieron declaraciones de varios menores en los que éstos hablaban sobre la independencia. "Venimos a luchar por la independencia en Cataluña. Si lo queremos los catalanes, al final España se tendrá que rendir y podremos tener la independencia", llegaron a decir los niños y niñas.

Comenta esta noticia
Update CMP