16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La mano derecha de Sánchez pierde los papeles y solo ve fascistas al acecho

Lastra (derecha) junto a Carmen Calvo el pasado día 3

Lastra (derecha) junto a Carmen Calvo el pasado día 3

Adriana Lastra entra en éxtasis con un insólito relato que presenta a Sánchez como único obstáculo para que el fascismo no se instale en España.

Una cosa es dramatizar en campaña electoral, y otra perder los papeles y llegar al esperpento. Que es lo que probablemente ha hecho la mano derecha de Pedro Sánchez en el PSOE y en el Congreso, Adriana Lastra, en una intervención pública 'gloriosa' que rozó el esperpento.

Y es que la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del Grupo Socialista en el Congreso ha llamado a "frenar el fascismo" que se encuentra "agazapado a las puertas del Congreso" con una "movilización masiva a las urnas el 28 de abril".

En la presentación en Ourense de los candidatos socialistas de la provincia, una enferverocida Lastra, ha señalado que sólo de este modo será posible "detener al PP, capaz de pactar con la ultraderecha que dice que no existe la violencia de género". Algo que Vox nunca ha pronunciado y que, en el caso de la reforma que promovió en Andalucía, el PP ha rechazado.

 

Pero los hechos le dan igual a Adriana Lastra, que se ha referido a los datos que aluden a "otra mujer asesinada este domingo en Torrevieja", a las "450 denuncias que se registran cada día" y a las "200 llamadas diarias al 016 de mujeres que están sufriendo un episodio de violencia".

Asimismo, ha defendido que "el PSOE asegura la unidad de España" y ha argumentado que cuando el Partido Socialista dejó el gobierno "había un 12% de independentistas en Cataluña frente al 47% de ahora".

Los sondeos

Adriana Lastra ha pedido "no hacer caso a los sondeos poco verídicos" y ha apuntado que "lo único fiable es lo que ha dicho la derecha de que si se suman las tres van a gobernar". Frente
a ello, "el Partido Socialista se tiene que levantar" porque "solamente va a ganar el PSOE si se vota al PSOE".

En la misma línea, ha concluido que "es más necesario que nunca ir a votar el día 28 de abril" en contra de "una ultraderecha envuelta en la bandera para tapar su inoperancia", "una derecha radical que se inventa problemas que no existen, como es el caso de la necesidad de armas" y que "no sabe gestionar un país plural y diverso como España que debe conjugar el mundo rural con el urbano".

Comenta esta noticia
Update CMP