14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Feijóo medita un adelanto electoral en Galicia en plena guerra de la izquierda

En los últimos días, los mentideros políticos gallegos son un hervidero. A la legislatura le queda un año en teoría, pero el presidente de la Xunta puede dar un golpe de efecto.

El tablero electoral del próximo curso se complica por momentos. A pesar de que, hasta hace unas semanas, en el horizonte del otoño solo se atisbaban las más previsibles elecciones catalanas una vez que se conozca la sentencia del procés.

A ello se sumó después la posible repetición de las generales en vista de los nulos avances en las negociaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Y ahora empieza a sonar el río en Galicia. 

En los últimos días, en los mentideros políticos gallegos se especula sobre un posible adelanto electoral como golpe de efecto de Alberto Núñez Feijóo ante el bloqueo de la situación en España. Teóricamente, si agotara el mandato los comicios no tocarían hasta septiembre de 2020.

El entorno del presidente de la Xunta, el único del PP que gobierna con mayoría absoluta, niega la mayor, aunque lo cierto es que casi nadie sabe lo que pasa por la cabeza de un político que ya sorprendió a todos -o prácticamente a todos- en el PP cuando decidió no postularse como sucesor de Mariano Rajoy el año pasado. 

No obstante, quienes le conocen bien aseguran a ESdiario que Núñez Feijóo es dado a este tipo de cábalas electorales y que si ve en el adelanto una oportunidad, no dudará. Y en eso a Pablo Casado no se le ocurriría meterse.

Por lo pronto el pasado 22 de junio Núñez Feijóo reunió a la Junta Directiva del PP de Galicia y dio un mensaje muy claro: toca reaccionar tras los malos resultados cosechados en las elecciones generales, donde por primera vez los populares se vieron superados por el PSdeG, y en las municipales, con el PP gallego en la oposición en las siete ciudades de la comunidad tras el 26-M. 

"Solo si nos esforzamos más y reactivamos podremos ganar las elecciones autonómicas", afirmó ante decenas de dirigentes de su partido, fijando así como objetivo prioritario unos comicios que está en su mano cuándo convocar. De hecho aún no ha aclarado si se presentará a la reelección (apunta a que sí).

A su favor tiene que el líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero (sobrino del alcalde de Vigo, Abel Caballero) lleva menos de dos años en el cargo y es muy poco conocido entre la ciudadanía. A mayores, las Mareas están a la gresca y los otros dos partidos de centro derecha, Cs y Vox, tienen poca implantación. Y eso es clave en una comunidad con un alto grado de dispersión de la población.

El posible adelanto no sería coincidiendo con unas nuevas elecciones generales, puesto que precisamente el tirón de Pedro Sánchez fue lo que hizo que el PPdeG perdiera las generales en Galicia en abril. Así que poner una segunda urna el 10 de noviembre no parece buena idea. Se habla del otoño o, a más tardar, marzo. En cualquier caso la decisión está en manos de Núñez Feijóo

Comenta esta noticia
Update CMP