23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Era hora de que Sergio Ramos pagara por lo que había hecho"

Dejan Lovren y Mohamed Salah, en un entrenamiento con el Liverpool.

Dejan Lovren y Mohamed Salah, en un entrenamiento con el Liverpool.

Dejan Lovren, ex del Liverpool, reconoce que intentó lesionar a Sergio Ramos en un Croacia-España en venganza por la falta que acabó con Salah en el banquillo en la final de la Champions.

Ha tardado en confesarlo, pero finalmente lo ha hecho. El central croata Dejan Lovren, exjugador del Liverpool y actualmente en las filas del Zenit, acaba de reconocer que intentó lesionar a propósito a Sergio Ramos en el partido de la Copa de Naciones que midió a su equipo con la selección española en noviembre de 2018. 

En una acción de aquel partido Lovren atacó con el codo al capitán de la selección y del Real Madrid, en un golpe que el árbitro no vio, pero sí las cámaras. De hecho, aquel lance del juego le provocó la suspensión por un partido debido a una sanción posterior de la UEFA

Ahora, en declaraciones a la televisión egipcia Sada El Balad, Lovren ha reconocido lo que ya parecía viendo aquella acción, que lo había hecho a propósito y por un motivo más que evidente. "¿Si golpeé deliberadamente a Ramos después de que lesionara a Salah? Sí, es posible", ha dicho Lovren. 

El ex del Liverpool se refiere, claro, a aquella jugada de la final de la Champions de 2018 entre Sergio Ramos y Mohamed Salah, la gran estrella del equipo de Anfield, que acabó con el egipcio, primero en el suelo, y después en el banquillo, lesionado. "Jugábamos mucho mejor que el Real Madrid antes de que Salah se lesionara en la final. Su salida fue un gran golpe para nosotros. Con Mo fuera empezaron a dominar el partido", comentó Lovren. 

El central reconoció que Luka Modric, croata como él y compañero de Ramos en el Madrid, habló con él para intentar apaciguar el asunto, pero parece evidente que aquella intercesión no funcionó demasiado. "Deliberadamente lo golpeé con los codos y le dije que ya habíamos empatado".

Lo que está claro, al menos teniendo en cuenta sus palabras, es que Dejan Lovren no se arrepiente en absoluto por aquella acción ante el capitán del Madrid y de la selección. "Respeto a Ramos como jugador y lo que hace por su equipo. Ha ganado muchos títulos, pero por otro lado, tiene comportamientos que no me gustan y perjudican a los jugadores. No quiero hacer una gran historia, pero creo que lo que hizo Ramos fue intencional para lastimar a mi amigo Salah, así que era hora de pagar por lo que había hecho".

 

 

Comenta esta noticia