19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián revienta en tan solo dos sesiones la comisión por el accidente del Alvia

El diputado de ERC, Gabriel Rufián, en la comisión que investiga el accidente del Alvia.

El diputado de ERC, Gabriel Rufián, en la comisión que investiga el accidente del Alvia.

La presidenta, Ana Pastor, y el resto de partidos por igual están indignados. El portavoz adjunto de Esquerra con su afán de protagonismo la ha armado y buena esta semana.

Desaparecido Mariano Rajoy del Congreso, el diputado de ERC, Gabriel Rufián, se ha quedado descolocado. Sin el objetivo prioritario de sus conocidas salidas de tono, el PP, amonestado en varias ocasiones por la presidenta Ana Pastor, el portavoz adjunto de Esquerra ha decidido esta semana reinventarse.

Pero lo ha hecho en el lugar más inoportuno posible, en la comisión parlamentaria que ha comenzado a investigar el trágico accidente del Alvia en Angrois, que sacudió a Galicia y a España entera en 2013. Y ajeno al dolor de las  víctimas, presentes esta semana en la Cámara Baja, Rufián ha reventado literalmente las dos sesiones de trabajo convocadas estos últimos días.

Primero, este martes, cuando protagonizó una bochornosa bronca con el presidente de la comisión, el diputado de PDeCAT, Feliu Gillaumes. Rufián se rebeló contra la autoridad parlamentaria y llegó a insultarle con gritos de "miserable y sinvergüenza".

Después, este jueves, Rufián la volvió a liar. Comparecía el conductor del tren, Francisco José Garzón, y se pidió que se escuchara la llamada que este hizo al centro de mando de ADIF. Pero Guillaumes y varios portavoces más no lo consideraron oportuno. Y el diputado de ERC volvió a desacatar al presidente y trató de poner el mismo la llamada en su propio ordenador.

La indignación fue tal en la comisión que Guillaumes suspendió la sesión. El hartazgo con Rufián ya no conoce de colores políticos. Y sus propios compañeros de bancada reconocen que su situación es insostenible.

Comenta esta noticia
Update CMP