27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El efecto Sánchez: los inmigrantes se disparan en España mientras caen en Europa

Las cifras muestran un innegable 'efecto llamado': se han duplicado en España hasta alcanzar los 57.000 en 2018, mientras en la UE se desciende a cifras desconocidas en años.

El número de llegadas de migrantes a España se duplicó en 2018 por segundo año consecutivo hasta los 57.000, mientras que ha caído a su mínimo en el conjunto de la Unión Europea (UE) en los últimos cinco años, hasta los 150.000, según cifras publicadas por Frontex este viernes. Un dato demoledor que demuestra con toda elocuencia la realidad del 'efecto llamada' de la errática política migratoria del Gobierno de Pedro Sánchez.

Frontex ha constatado que la ruta del Mediterráneo occidental hacia España se ha convertido "por primera vez" en la más utilizada por los migrantes para tratar de llegar a Europa desde 2008, cuando Frontex comenzó a recopilar sistemáticamente datos, y ha confirmado que Marruecos ya constituye "el principal punto de partida a Europa" en dicha ruta, sobre todo para los migrantes de los países subsaharianos. Los marroquíes se han convertido en los que más llegan en los meses recientes, por delante de guineanos, malienses y argelinos.

 

No obstante, la llegada de migrantes al conjunto de la UE cayó en 2018 hasta los 150.000, su nivel más bajo en los últimos cinco años y un 92% menos que en 2015 cuando se alcanzó el pico de la crisis migratoria, una caída que se debe sobre todo a la caída "drástica" del 80% en el número de llegadas a Italia a través del Mediterráneo Central frente a los más de 23.000 en 2017.

El número de llegadas a Italia se sitúa ya en su nivel más bajo desde 2012, gracias a la caída del 87% de las llegadas desde libia y a cerca de la mitad desde Argelia, mientras que las llegadas desde Túnez se han permanecido estables. Tunecinos y eritreos representan un tercio de todos los migrantes que llegan a Europa a través de Italia.

Frontera terrestre de Turquía

Frontex también ha constatado un aumento de casi un tercio hasta los 56.000 del número de llegadas a través de la denominada ruta del Mediterráneo, debido fundamentalmente al mayor número de llegadas a Grecia a través de la frontera terrestre con Turquía, aunque las llegadas a Chipre también se han multiplicado por dos, mientras que el número de llegadas a través del Egeo se ha mantenido en los mismos niveles que en 2017. Afganos, sirios e iraquíes son los que más utilizan esta ruta, junto con turcos, en el caso de la frontera terrestre con Grecia.

Uno de cada cinco migrantes que llegó a Europa en 2018 aseguró ser menor de edad, según los datos de Frontex, que estima en cerca de 4.000 los menos no acompañados llegados y constata que el 18% del total de inmigrantes que llegaron eran mujeres.

Comenta esta noticia
Update CMP