09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iñaki López acorrala a un descolocado Pablo Iglesias y La Sexta vibra

La Sexta Noche volvió a lograr un fantástico dato de audiencia con los pactos electorales.

La Sexta Noche volvió a lograr un fantástico dato de audiencia con los pactos electorales.

Al líder de Podemos le han entrado las prisas y no dudó en "vender" a Sánchez con un revelador "whatsapp" en el plató de "La Sexta Noche". Claro que hay contradicciones que claman al cielo.

Si Pedro Sánchez quería mantener en privado su "contacto" de fin de semana con Pablo Iglesias, su gozo en un pozo. El PSOE hizo pública la llamada a Ciudadanos de este sábado, después del paso atrás de Mariano Rajoy y de que muchos socialistas criticaran abiertamente los "insultos" y "humillaciones" que Podemos había hecho al partido de Sánchez, curiosamente, para ofrecerle una propuesta de pacto. Entre la espada y la pared, el Partido Socialista terminó lanzando un comunicado en el que acusaba a Podemos de "chantaje". 

Sin embargo, poco después Iglesias se dejaba caer por La Sexta Noche para "destapar" a Sánchez desvelando que, aunque no habían hablado aún, sí le había mandado un whatsapp. El secretario general de Podemos, volvió a apretarle las cuerdas al secretario general del PSOE, asegurando que "tiene la oportunidad de ser presidente del gobierno" y que, cuando eso ocurre, "no se puede negar a presentar su investidura". Claro que a última hora del domingo, se solucionó el tema de las llamadas pendientes. Primero fue el socialista el que se la devolvió asegurando en Twitter que había "intentado contactar con Iglesias pero no ha sido posible" y poco después el líder de Podemos confirmó en la misma red social que habían hablando "20 minutos". Asunto resuelto.

Sea como fuere en su intervención telefónica con el programa de Iñaki López y Andrea Ropero, Iglesias aseguró que no se puede "poner excusas de que Rajoy tiene que ir primero" y presionó al líder socialista apuntando que "Sánchez y yo tendríamos que estar hablando en este momento de las medidas del gobierno. Mi mano está tendida porque creo que hay millones de ciudadanos españoles, y por lo menos cinco millones de votantes socialistas, que quieren vernos juntos haciendo un gobierno de cambio y de progreso".

Ahora que las encuestas desvelan que a los españoles no les hace mucha gracia un pacto PSOE-Podemos, a Iglesias le ha entrado prisa: "Los ciudadanos no tienen por qué esperar ningún inmovilismo parlamentario", señaló.

El momentazo se produjo cuando se le preguntó por qué hace unos meses manifestaba que no sería vicepresidente de un Gobierno de Pedro Sánchez y ahora quiere serlo a toda costa. Iglesias salió como pudo de tan clamorosa contradicción asegurando que "a mí me gustaría ser presidente del Gobierno, pero no tengo los apoyos necesarios. Podré ser, como mucho, vicepresidente. Uno tiene que atender lo que piensa la gente".

El caso es que con este panorama sobre la mesa, La Sexta Noche volvió a demostrar que, casi tres años después, sigue en plena forma y este sábado cautivó a más de 1,5 millones de espectadores y un 12.7% de cuota de pantalla. Para que luego digan que la política no interesa...

Comenta esta noticia
Update CMP