17 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Te desvelamos los consejos clave para una vida feliz como universitario

Te damos cinco consejos a tener en cuenta para seleccionar la casa en la que vivirás mientras estudias en la universidad, sin importar en qué parte del mundo te encuentres

El hogar está donde se encuentra el corazón. Eso es lo que dice un antiguo y conocido proverbio, pero ¿qué sucede si estás buscando un lugar para vivir mientras estudias en la universidad? Hay un mundo de posibilidades con alojamientos diseñados especialmente para estudiantes y con una gran variedad disponible en el mercado. Comparar las características de cada uno, (si preferimos viviendas con terrazas o si hay gimnasios o bibliotecas cerca para estudiar mejor) normalmente se hace bastante tedioso. Es por ello, que Student.com, la mayor plataforma de alojamiento para estudiantes a nivel mundial, proporciona cinco consejos a tener en cuenta al seleccionar la casa en la que vivirás mientras estudias en la universidad, sin importar en qué parte del mundo te encuentres.

Proximidad a los espacios verdes

La salud física y mental siempre es importante cuando se trata de estudiar.  Cuando se estudia en la universidad es habitual sentirse estresado por los plazos de entrega de trabajos y la presión de los exámenes. Pero hacer deporte siempre ayuda a liberar tensiones. De hecho, investigaciones demuestran que las endorfinas que se liberan haciendo deporte ayudan a aliviar la ansiedad por la que se atraviesa durante los periodos de exámenes. Conocer los parques y espacios verdes que tenemos alrededor de nuestro futuro hogar para realizar sesiones de ejercicio beneficiará a cualquier estudiante que se sienta agobiado.

De esta manera, podrá salir a respirar aire fresco y volver con la mejor disposición para retomar la sesión de estudio. Hay que tener en cuenta que, aunque la mayoría de las residencias de estudiantes generalmente no incluyen gimnasio, si encontramos alguna que lo ofrezca, es una buena oportunidad para practicar deportes con facilidad y ahorrar dinero al evitar pagar por el gimnasio.

La luz y el espacio son esenciales

¿Te gustan los espacios luminosos o prefieres rincones acogedores para estudiar? Para que podamos concentrarnos en los estudios, habrá que saber qué tipo de ambiente será el más adecuado para que podamos estudiar mejor. Siempre recomendamos que la habitación sea, a ser posible, iluminada con luz natural y lo suficientemente grande para poder separar el espacio de estudio del resto. Normalmente, antes de realizar la elección de nuestro futuro hogar, siempre visitamos varias viviendas para poder comparar. No olvides tomar fotos y anotaciones sobre cada casa que visites porque te ayudará a tener una imagen más completa para tomar tu decisión final.

Localización de tu futura casa

Hoy en día, el mundo está lleno de posibilidades para poder estudiar en el extranjero y hay que hacer a conciencia la elección de tu destino. Ten en cuenta qué te gustaría hacer en tu tiempo libre, si eres una persona más tranquila quizá no te convenga vivir en el centro de la ciudad, o todo lo contrario si eres una persona más activa. Uno de los factores más importantes a la hora de escoger tu alojamiento es el tiempo que tendrás que pasar en transporte para llegar a tu universidad. Si no eres una persona a la que le guste madrugar será mejor que busques alojamiento en un área cercana a la misma.

Facturas y servicios

Para evitar problemas de dinero cuando se trata de estudiar en el extranjero, debemos tener muy claro cuál es nuestro presupuesto, qué se incluye en el alojamiento y qué otros gastos fijos vamos a tener. Habrá que preguntar al propietario de nuestra futura vivienda qué se incluye en el alquiler y si los servicios como Internet están incluidos en el precio total. Optar por un paquete de “todo incluido”, con internet, calefacción y agua, puede ayudar a evitar sorpresas inesperadas a final de mes, aunque a veces sea algo más caro.

Actividades para conocer gente

Estudiar lejos de casa es una experiencia única en la que puedes hacer amistades que duran toda la vida. En cambio, sabemos que la primera etapa puede llegar a ser algo dura ya que todo cambia de la noche a la mañana. Encontrar personas con gustos similares a los tuyos puede ser complicado al principio, pero recuerda que la mayoría de las universidades tienen grupos de actividades a los que puedes unirte. De hecho, puedes aprovechar la oportunidad de apuntarte a alguna actividad que te guste y desarrollar una nueva habilidad.

Sobre todo es crucial tomarse el tiempo necesario para escoger el alojamiento que más conveniente sea. Debemos evitar tomar decisiones rápidas de las que no estamos completamente seguros ya que podríamos arrepentirnos y al final no ser lo más adecuado para los estudios.  

 

Comenta esta noticia
Update CMP