24 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmena y Errejón se frotan las manos: el casting de Sánchez tiene K.O al PSOE

Manuela Carmena, junto a la ministra de Energía y Turismo, Reyes Maroto, a su izquierda.

Manuela Carmena, junto a la ministra de Energía y Turismo, Reyes Maroto, a su izquierda.

Los socialistas madrileños lo confiesan en privado. Han arrojado la toalla de la batalla electoral por el Ayuntamiento de Madrid. Nadie entiende la estrategia de su líder.

"A la izquierda de Carmena, el caos". Así resume un dirigente del PSOE de Madrid la apasionante batalla electoral por una de las joyas de la corona del poder en España, la Alcaldía de Madrid.

La actual regidora, con su nueva marca Más Madrid y el demoledor golpe de mano que ha dado a las expectativas de Podemos con el fichaje de Íñigo Errejón, es cada vez más favorita entre el electorado de izquierdas, que reúne a los votantes de la actual Ahora Madrid, Podemos, PSOE e Izquierda Unida.

Y mientras Pablo Iglesias decide qué hacer tras la sonada traición de Errejón a la Comunidad de Madrid, el PSOE madrileño que lidera José Manuel Franco se encuentra, en palabras de uno de sus responsables, "maniatado y noqueado". Y es que Pedro Sánchez, y solamente él, sigue reflexionando sobre el nombre de su candidato para el Palacio de Cibeles.

Tras el portazo del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la fallida opción de Margarita Robles, y varios coqueteos al exjuez Baltasar Garzón, es la titular de Energía y Turismo, Reyes Maroto, sobre la que están puestas todas las miradas.

Pero, entre los socialistas madrileños se ha extendido como la pólvora los resultados de los primeros sondeos internos entre sus bases con el nombre de Maroto: "pésimos". Ni siquiera las buenas expectativas de Ángel Gabilondo para la Puerta del Sol logran tirar de las encuestas con la candidatura de la ministra.

Y pese a las buenas expectativas al alza de Carmena -alimentadas con el voto útil que muchos socialistas vaticinan que arrastrará el ticket de la regidora y Errejón- y el consolidado cartel de Begoña Villacís e Ignacio Aguado en Ciudadanos, el PSM no atisba razones algunas para el optimismo.

Pese a la presión de un importante sector del partido, José Manuel Franco, no ha logrado influir en el Palacio de la Moncloa ni con una propuesta de primarias ni con opciones de algunos de sus concejales con mayor proyección mediática.

Los socialistas madrileños se han resignado a esperar hasta febrero para conocer a su candidato para la Alcaldía, para muchos de ellos sin tiempo material para dar a conocer su proyecto. Y entre muchos circula la información ya publicada en su día de que su propio líder, José Manuel Franco, ofreció a Carmena encabezar la lista del PSOE para las urnas de mayo.

Tal vez por eso, algunos dirigentes del PSOE madrileño reconocen en privado su sospecha sobre la existencia de una especie de "pacto oculto" entre Carmena y Sánchez. Pista libre para la alcaldesa a a cambio de su apoyo, si las cuentas suman, a la investidura de Ángel Gabilondo.

Mientras, se siguen envíando a La Moncloa nuevas propuestas. Porque el mombre de Reyes Maroto concita un "entusiasmo descriptible", como ironiza un dirigente madrileño a la espera de destino.

Comenta esta noticia
Update CMP