24 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sale a la luz la "adicción" oculta de la Infanta Elena más de 30 años después

Por más que se empeñó en ocultarlo tanto a sus padres como a sus hermanos al final ha acabado siendo del dominio público y ya se sabe incluso quiénes eran sus cómplices. No hay secretos...

Por más que los miembros de la Casa Real española intentan mantener sus secretillos bajo siete llaves no hay manera. Ahora ha salido a la luz el vicio secreto que la Infanta Elena tenía a los 27 años y que sus padres no conocían.

Y es que 30 años después se ha filtrado el "vicio" que pocos sabían y que ocultaba tanto a sus padres como a sus hermanos.

La periodista Carmen Duerto autora de la biografía de la hija mayor de los Reyes Eméritos ha desvelado a La Razón que la primogénita de Don Juan Carlos y Doña Sofía era adicta a la teletienda y se compraba todo lo que le gustaba, sobre todo productos adelgazantes.

Pero tal como recoge Celeb, en 1990 la Infanta tenía 27 años y encargar esos productos a su nombre para que se los enviaran al Palacio a de la Zarzuela era algo que no podía suceder. Por eso contó con dos cómplices: los hermanos Álvaro y Ricky Fuster. La Infanta envió los paquetes al domicilio de la madre de ellos y después iba a recogerlos allí.

Comenta esta noticia
Update CMP