08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Antonio Burgos fulmina a Sánchez recordando lo que intenta ocultar a toda costa

Antonio Burgos no se conforma con las explicaciones de Sánchez.

Antonio Burgos no se conforma con las explicaciones de Sánchez.

El periodista, con el corazón dividido entre la alegría y la indignación, no se ha mordido la lengua a la hora de recalcar y cantar a los cuatro vientos lo que no interesa al líder del PSOE.

Este miércoles la unanimidad es casi completa en las columnas de opinión de los diarios: la sentencia de los ERE ha caído como una bomba no solo en el PSOE y el resto de partidos sino entre los analistas políticos.

Antonio Burgos se suma a las reflexiones del día de resaca en su tribuna de ABC señalando lo socorrido que es un cordón sanitario como el que volvió a usar el PSOE tras la sentencia condenatoria de la que todo el mundo habla: "Son tan cucos, que se las han ingeniado para que pareciera que el partido al que pertenecían los condenados por prevaricación y malversación en los ERE eran de otro partido distinto al que se ha sacado Sánchez de la manga".

Vamos, que a su juicio, "Sánchez se las ha ingeniado con todo su aparato de poder para hacernos creer que lo de Griñán y Chaves, Guerrero y compañeros de mangoleta, condena y futura trena eran de un partido distinto". 

Aunque admite que la sentencia "nos ha hecho volver a confiar en la independencia de la Justicia y en la separación de poderes" le indigna que tanto Sánchez como dirigentes de otros partidos hayan reaccionado con mensajes para que parezca que "Griñán y Chaves son de otro partido".

Sin embargo, ahí está Burgos para recalcar que "no debe olvidarse que los tan repetidos presidentes de la Junta, los dos, Chaves y Griñán, fueron también presidentes del PSOE, del partido con el que Sánchez nos quiere hacer creer que no tiene nada que ver con los ERE, que esos fueron "cuatro golfos", incrementados luego por lo menos a 21".

No contento con eso, también hace hincapié en recordar que "si Sánchez no estaba allí ni tiene nada que ver con el partido condenado por los ERE, Susana Díaz es que nunca sucedió a Chaves gracias al dedo de Griñán. Son falsos testimonios. Susana tampoco tiene nada que ver con esos años de cárcel y de inhabilitación a sus antiguos compañeros".

Una inhabilitación, por cierto, que le hace mucha gracia para casos como el del jubilado Chaves:  "¿De qué cargo publico lo van a inhabilitar? Como no sea de ir a juzgar al dominó al hogar del pensionista... Y eso que para escuchar la sentencia se puso el antiguo uniforme oficial de aquel PSOE de las mayorías absolutas; una chaqueta de pana, como la que usaban en aquellos entonces Guerra y González".

Concluye el periodista que "por menos, por muchísimo menos que esta vergüenza de hechos probados y condenados le hicieron una moción de censura y echaron a Rajoy. No hay color. Sí, bueno, sí hay color; azul o rojo. Y lo que esos dos colores traen: las dos varas de medir, en la superioridad moral que se otorga la izquierda".

Comenta esta noticia
Update CMP