02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El abogado del Estado fulminado por Delgado airea lo último que trama Sánchez

El abogado del Estado y diputado de Cs, Edmundo Bal.

El abogado del Estado y diputado de Cs, Edmundo Bal.

Edmundo Bal sabe bien de lo que habla. Fue el jefe de lo Penal de los Servicios Jurídicos del Estado hasta que Sánchez lo purgó. Y se teme esto de las "zarpas" de La Moncloa.

Sabe bien de lo que habla. No en vano, Edmundo Bal fue el arquitecto de la estrategia de la Abogacía del Estado contra el procés hasta que el gobierno del PSOE, literalmente, lo quitó de enmedio.

El ahora portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso ve "muy preocupante" que la Abogacía del Estado pudiera cometer la "aberración jurídica" de pedir la excarcelación del líder de ERC, Oriol Junqueras. Si esto se produce, cree que la única explicación sería haber recibido "presiones" del Palacio de la Moncloa para facilitar la investidura de Pedro Sánchez.

En rueda de prensa en la sede de Ciudadanos, Bal ha reconocido su preocupación por las noticias que apuntan que la Abogacía del Estado podría hacer un "gesto" para contentar a ERC, mientras el Gobierno "calla y no da explicaciones".

Según ha recordado, la Fiscalía ya ha pedido la ejecución de la pena de inhabilitación de Junqueras como eurodiputado porque la condena es firme, y espera que la Abogacía del Estado siga el mismo camino.

"Sus parámetros deben ser estrictamente jurídicos y nunca políticos", ha reivindicado ante el temor de que Sánchez "meta sus zarpas" en una institución "noble" como la Abogacía del Estado que "debe servir a todos los ciudadanos y no al PSOE y mucho menos a ERC".

"No hay ninguna duda en cuanto al derecho. Si la Abogacía del Estado se aparta de este criterio que ya ha manifestado la Fiscalía la única explicación será que ha recibido presiones políticas de Moncloa y está haciendo el gesto que pedía ERC para posibilitar la investidura", ha resumido.

En cualquier caso, Edmundo Bal ha recordado que la decisión final sobre la situación de Junqueras la tomará el Tribunal Supremo, por lo que encima se corre el riesgo de haber sometido a la Abogacía a "presiones" políticas "para nada".

"Se está vendiendo el nombre de la Abogacía del Estado, instrumentalizándola políticamente y poniéndola al servicio del PSOE para nada", ha apuntado sobre la posibilidad de que finalmente el Supremo siguiera el criterio de la Fiscalía.

Comenta esta noticia