Casado dice que Montón lleva razón: "No todos somos iguales"

El presidente del PP se ha dado un baño de multitud en Valencia eufórico tras la decisión la fiscalía sobre su máster. La ex ministra Carmen Montón estuvo en su punto de mira.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado , tras la decisión de la Fiscalía del Tribunal Supremo de no abrir causa contra él por su máster que "decía una paisana -en referencia a la exministra de Sanidad, Carmen Montón- que no todos somos iguales, y tenía razón: no todos somos iguales". "No voy a decir nada más, no hace falta decir nada más", ha subrayado.

En su discurso en un acto con militantes en la Pobla de Farnals , ha valorado la decisión de la Fiscalía en contra de la apertura de una causa penal por el título del máster que obtuvo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) en el curso 2008-2009, al no ver "consistentes" los indicios de prevaricación.

Casado, aunque no se ha referido explícitamente a la polémica y únicamente ha hablado de ello como "el último tema de actualidad", ha manifestado: "Hace una semana, decía una paisana que no todos somos igulales, y tenía razón, no todos somos iguales", aludiendo a la dimisión de Montón tras las informaciones sobre su máster.

Acto seguido, el 'popular' ha reivindicado que "la serenidad, decencia y dignidad con la que este partido se defiende debería ser imitada por otros muchos".

Y ha enfatizado: "Lo único que voy a decir es que la verdad siempre se abre paso, y que este partido siempre respeta a las instituciones, sean universidades o administraciones judiciales, a diferencia de otros".

"Este partido nunca liquida la presunción de inocencia convirtiéndola en una presunción de culpabiliddad, ni va a exigir a un adversario que explique lo que no ha hecho y lo que las calumnias dicen que ha hecho", ha aseverado.

Por tanto, "como no somos iguales y (en el PP) tenemos más dignidad y respeto a las instituciones", Casado ha agradecido la confianza de los militantes y ha remachado: "Dije en el Congreso Nacional que no iba a defraudar y, afortunadamente, el tiempo nos está dando la razón".

¿Indulto a los independentistas?

El líder del PP, Pablo Casado, ha calificado de "muy grave" la postura de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, partidaria de indultar a los dirigentes independentistas y contraria a aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución. "Urge cambiar este Gobierno porque es rehén de los votos de los independentistas en la moción de censura", ha reivindicado.

Ante 650 militantes que aborrataban el recinto, Casado ha valorado así las palabras de Cunillera en Catalunya Ràdio, donde se ha mostrado a favor de conceder un indulto a dirigentes independentistas tras "una sentencia firme". La delegada, en una entrevista a Europa Press, también ha afirmado que no se deberá aplicar de nuevo el 155 porque tiene la "convicción" de que la Generalitat catalana respetará la ley.

Casado lo ve como una muestra de que "cada día que pasa es peor y el Gobierno sigue cediendo al chantaje en Cataluña: ahora es la delegada y la semana pasada era la ministra de Política Territorial (Meritxell Batet)", que afirmó que "sería mejor que no hubiera (políticos) presos para poder hacer política en Cataluña". "Hoy la delegada dice que ojalá esos presos fueran independentistas", ha agregado.

Para el 'popular', "eso es muy grave", pues ha recordado que Cunillera es la máxima representante del Gobierno en Cataluña. Por tanto, "no puede ser que los ministros y la delegada estén yendo contra lo que hacen los jueces, contra la seguridad jurídica y, lo que es más grave, contra la unidad de España y la legalidad".

Ha subrayado en este punto que "urge cambiar este Gobierno porque es rehén de los votos de los independentistas en la moción de censura" al expresidente Mariano Rajoy, para garantizar que "cuando gobierne de nuevo el PP ni habrá indultos ni mucho menos esta humillación de nuestro país frente a los que llevan intentando romper la concordia demasiados años".

Como ejemplo, Casado ha recordado que se desplazó a Salzburgo (Austria) a la cumbre de líderes del PP Europeo para "hablar sobre lo que está pasando en España con la euroorden --contra el 'expresident' Carles Puigemont-- y lo que está pasando en materia económica". "Juegan con la imagen de España y con la credibilidad internacional en su propio beneficio", ha advertido sobre los independentistas.

Y ha agregado: "Con un rapero que humilló al rey (Valtònyc) o un prófugo como Puigdemont, no vamos a permitir que ningún tribunal o belga venga a enmendar la plana de nuestra Constitución".

Països Catalans y Comunitat Valenciana

En otro momento de su discurso, el jefe del PP ha rechazado que a la Comunitat Valenciana "se la degrade e incluya en una fantasmagórica quimera secesionista". "No formáis parte de los païssos catalans porque nunca han existido", ha aseverado seguido de un largo aplauso de los militantes, para preguntarse: "¿No les da vergüenza ver monigotes de este partido (PP) ahorcados en un puente de Vic?".

"Ante esto, decir con serenidad que quiero a Cataluña y me duele Cataluña", ha manifestado, y ha reiterado que "desgraciadamente, no hay margen de maniobra; llevamos una década hablando de pactos fiscales y de consultas". Ha defendido así que "no hay que esperar que la ilegalidad vaya a más, ni esperar de qué pie se levanta (Quim) Torra -'president' catalán- o a quién demanda Puigdemont: Tenemos que volver a poner en marcha la Constitución y poner en marcha el 155 el tiempo que haga falta".

Como muestra del apoyo del PP a la región, ha asegurado que se han "partido la cara por el Mobile World Congress (MWC) o la Agencia Europea del Medicamento, pero ellos se lo cargan todo". "Las grandes obras, exposiciones y ferias venían a Barcelona, y ahora el nacionalismo se lo ha cargado todo", ha insistido, al tiempo que ha remarcado que "ya había una bicapitalidad de facto" entre Madrid y Barcelona.

Por todo ello, Casado ha urgido a que "empiece a haber unas normas claras en educación, en la propaganda de TV3 y en los Mossos", con el objetivo de que "Cataluña vuelva a ser lo que ha sido: abierta, cosmopolita y sobre todo mirando al futuro". "Construir juntos y no enfrentados", ha ilustrado.

En definitiva, "que de una vez por todas se dé la voz a los españoles, se abran las unas y este Gobierno convoque ya las elecciones". Ha llamado así a la "política de luces largas y vuelo alto" y "recuperar el orgullo de pertenecer a la mejor nación del mundo". "Vamos a por todas, vamos a ganar las elecciones autonómicas, municipales y nacionales de nuevo", ha remachado

Comenta esta noticia
Update CMP