26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra desafía a Marchena y abre la cárcel a Junqueras con un tercer grado exprés

Oriol Junqueras, en uno de sus permisos penitenciarios concedidos por la Generalitat.

Oriol Junqueras, en uno de sus permisos penitenciarios concedidos por la Generalitat.

El presidente catalán calienta la mesa de negociación con La Moncloa con un gesto que deja a los condenados por el procés a las puertas de la libertad con un tercer grado en tiempo récord.

"¿Tercer grado? ¡Libertad!". Quim Torra responde con este desafío a la mano tendida lanzada este mismo miércoles por Pedro Sánchez, anunciando la segunda reunión en este mismo mes de julio de la mesa bilateral entre La Moncloa y el independentismo. Y de paso, lanza un nuevo órdago al Tribunal Supremo y al presidente del juicio por el 1-O, el magistrado Manuel Marchena.

Lo ha hecho el inquilino de la Generalitat para valorar la decisión de sus propios servicios penitenciarios de conceder el tercer grado a Oriol Junqueras y a los otros 8 condenados por el Supremo por sedición.

De esta forma; Junqueras, Raúl Romeva, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquín Forn y Dolors Bassa solo tendrán que acudir a prisión para dormir, y solamente de lunes a viernes. "Es otra forma de cumplir la pena", se ha justificado el responsable de las prisiones de la Generalita, Armand Calderó.

"Un paso más, pero seguimos siendo presos políticos. Queremos la libertad a través de la amnistía, porque somos inocentes. No renunciaremos a nuestras convicciones y a nuestros objetivos por mucha injusticia que nos apliquen", ha sido la reacción de Junqueras tras conocer la noticia. 

"Hicimos lo que teníamos que hacer. Y seguimos convencidos de la desobediencia civil", ha apostillado Jordi Cuixart.

Torra ha defendido que los presos independentistas nunca deberían haber sido juzgados ni haber entrado en prisión, por lo que ha pedido la "libertad".

"Nunca deberían haber sido juzgados, nunca deberían haber entrado en prisión, tampoco deberían haber seguido en prisión. ¿Tercer grado? ¡Libertad!", ha exclamado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

También ha enviado "fuerza" a cada uno de los nueve presos independentistas condenados por el Tribunal Supremo.

Justo después de que las juntas de tratamiento de las cárceles de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), Puig de les Basses, en Figueres (Gerona), y en la de Mujeres de Barcelona (Wad-Ras) han propuesto el tercer grado penitenciario para todos los condenados por el Supremo.

Tras conocerse la decisión de la Generalitat, Pedro Sánchez ha afirmado que no tiene "nada que objetar" . "Absoluto respeto, es algo que está tasado y reglado en la legislación penitenciaria y, por tanto, nada que objetar".

Comenta esta noticia