Una asociación de afectados de IDental se desmarca de las denuncias a políticos

Afectados IDental, archivo

Afectados IDental, archivo

Las conversaciones de la mayoritaria Afedent con la Generalitat para solventar asuntos médicos y financieros se han visto afectadas por la denuncia de Adafi.

El desastre de IDental ha dejado otra consecuencia desagradable para sus afectados. Una asociación, Adafi ha denunciado en Fiscalía a los departamentos valencianos de Sanidad y Consumo, dependientes de la Generalitat, así como a unos cuarenta cargos públicos, incluido el alcalde de Valencia.

El problema es que lo ha hecho en plena negociación con las administraciones de Afedent, la mayoritaria, con unos 300 afectados, que además se declara la única asociación de afectados por este caso registrada como tal en Generalitat y Ayuntamiento de Valencia. Afedent se ha querellado en la Audiencia Nacional sólo contra IDental, no contra las administraciones públicas, pero la confusión con Adafi ha puesto en riesgo sus negociaciones con los políticos.

Foto: representantes de Afedent. 

Afedent había conseguido reunirse con el director general Natxo Costa, fundamental para resolver la parte financiera del problema (los créditos para los tratamientos), así como recabar el apoyo de la Alta Inspección sanitaria, importante para que cada afectado reciba su historial sanitario a fin de que pueda aportarlo como prueba de cargo.

El de IDental es, según los afectados, el mayor escándalo de salud bucodental de España, con 120.000 afectados en la Comunidad Valenciana. La Audiencia Nacional lo trata como un caso de presunta estafa. Los afectados sostienen que el inadvertido cierre de las clínicas en junio de 2018 ha dejado a mucha gente con tratamientos a medias.

Comenta esta noticia
Update CMP