24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El efecto llamada del Aquarius dispara un 200% la llegada de pateras a España

Ni en el año más difícil, 2006, España se vio tan desbordada en sus costas y en las vallas de Ceuta y Melilla como en 2018. Los datos confirman el 'efecto llamada' de la política de Sánchez.

Ni en la llamada 'crisis de los cayucos' en 2006 el alud de inmigrantes por mar hacia España fue tan elevado como en 2018, con récord de pateras motivado, en buena medida, por el efecto llamada de la política migratoria del nuevo Gobierno, simbolizada en su gestión del Aquarius y en la concesión de tarjetas sanitarias para todos los extranjeros, con independencia de su situación administrativa.

Un total de 43.467 inmigrantes y refugiados han alcanzado las costas españolas en lo que va de 2018, lo que significa una media de 152 llegadas por día, según cifras oficiales del Ministerio del Interior actualizadas a fecha 15 de octubre. Así, este año registra el récord de llegadas, superando las cifras de la 'crisis de los cayucos' de 2006, cuando 39.180 personas alcanzaron España por vía marítima, principalmente a través de las Islas Canarias.

Según el balance del Ministerio del Interior consultado por Europa Press y actualizado a fecha 15 de octubre, las llegadas en embarcaciones a España han aumentado más de un 200% con respecto al mismo periodo de 2017, cuando se contabilizaron 14.195 entradas en 851 pateras hasta el 15 de octubre.

 

La mayoría de las embarcaciones (41.646) han llegado a costas peninsulares y baleares; mientras que a Canarias llegaron 959; a Melilla 541; y a Ceuta 321. Todas las rutas han aumentado en más de un 50% en comparación al año pasado.

Sin embargo, en 2006 fueron las costas Canarias las que recibieron la mayor parte de las llegadas por mar (31.678), mientras que a las peninsulares y baleares llegaron 7.502, según datos del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.

 

Sánchez y Puig, dando un premio al dispositivo del Aquarius el pasado día 9

 

Cifras totales: un 154% más

Por otro lado, los migrantes que han llegado en lo que va de año por vía terrestre a Ceuta y Melilla -es decir, las entradas a través del salto del vallado pero también en los dobles fondos de vehículos y otro métodos- ascienden a 5.202, lo que representa un 5% más que el año pasado. En total, el número de llegadas de manera irregular a España asciende en 2018 a 48.669, un 154% más que en 2017, cuando llegaron 19.134 personas hasta el 15 de octubre.

La posibilidad de que España superase las cifras récord de 2006 ya era advertida otras organizaciones como ACNUR o la OIM, cuyos datos de llegadas por mar ya alcanzaban las 40.000 a principios de este mes.

 

Según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el número de entradas a España a través de la ruta occidental del Mediterráneo alcanza la cifra de 40.598, a fecha 15 de octubre, lo que supone un aumento del 154% con respecto a las llegadas que se habían registrado en el mismo periodo del año pasado, cuando llegaron 15.982 migrantes por la ruta mediterránea.

El número de desaparecidos o fallecidos intentando alcanzar las costas españolas en lo que va de año (420 personas) ya duplica la cifra de muertes en todo 2017 (224). En todas las rutas del Mediterráneo, al menos 1.839 personas han perdido la vida intentando alcanzar Europa, siendo la del mediterráneo central la que mayor número de muertes concentra (1.267 personas), según datos de la OIM.

ACNUR da cifras

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha contabilizado 43.418 llegadas por mar a costas españolas hasta el 14 de octubre de este año. Según los datos de la organización, en total han llegado 48.706, de los que 5.288 lo hicieron por tierra.

Esta organización también recopila las nacionalidades de los migrantes que alcanzan España por vías irregulares. La mayoría proceden de Guinea (el 23.5% del total); de Mali (17,5%); y de Marruecos (16.6%).

 
Comenta esta noticia
Update CMP