Antonio Pérez. "Estamos trabajando para hacer ya el Benidorm del siglo XXII"

Antonio Pérez

Antonio Pérez

Benidorm es única. Un modelo que para sociólogos y urbanistas representa la metáfora del bienestar. "Aquí hay turismofilia no turismofobia", asegura su alcalde.

-Su acceso a la alcaldía no fue fácil. Seis grupos consiguieron representación en las elecciones de 2015. La composición del gobierno no fue un asunto sencillo.

-Muy complicado. Somos uno de los ayuntamientos en minoría absoluta, si se permite acuñar el título, porque es verdad. Accedemos a la alcaldía con un equipo de 8 concejales frente a 25. Por lo tanto, 17 en la oposición. No creo que hayan muchos casos por ahí.

-Pero, en cambio, se está desarrollando la legislatura con una cierta normalidad.

- Sí, y quizá con más normalidad que otros que gozan de más apoyos directos e incluso mayorías absolutas. Es seguir la hoja de ruta que ya planteaba antes de ser alcalde. Decían que no se podía hablar, ya no solo con el PP, sino conmigo.  El tiempo les quita la razón. Con nuestro gobierno se puede hablar, se puede dialogar y llegar a muchos consensos, muchos de ellos, es verdad, obligadamente. Pero cuando uno ha sido diez años concejal de personal en Benidorm, con 900 empleados y centrales sindicales muy fuertes,  pues ya me dirá como se aguanta tanto tiempo: siempre consensuando.

-Por lo tanto, ya había hecho usted carrera.

-Siempre al servicio de un proyecto político, evidentemente, en mi ciudad. Dentro de ese currículum político, he estado 10 años de concejal de personal y otros tantos de concejal de educación. No concibo una labor sin consensuar con los actores. Diálogo y presencia permanente. Eso se traduce a la vida corporativa.

-La política de pactos va a ser totalmente necesaria en la política española.

-Están siendo ya. El modelo que estamos haciendo es válido tengas 8, 12 o 24 concejales. Y en la realidad política de ahora es absolutamente necesaria. Todas las corporaciones estamos desarrollándola.

De muchas cosas que se anhelan en otros partidos, alguna pinceladita se da en Benidorm. Me refiero a los acuerdos, a la transparencia.

- Benidorm es la ciudad turística por excelencia. Hay que gobernar para los vecinos permanentes y para los temporales (turistas).

- Hay que gobernar con los recursos de 66.000 empadronados para una población que el día que menos duermen  150.000. En el año pasado llegamos a las 11,5 millones de pernoctaciones.

-Los servicios públicos tienen que estar preparados para ese volumen

- Toda la ciudad tiene que funcionar perfectamente todos los días. Nosotros no bajamos la persiana en todo el año.

-¿Económicamente como se gestiona?

-Haciendo mucho equilibrio. Con una situación económica muy compleja. El plan de ajuste de 2012 no solo lo estamos cumpliendo a rajatabla. Estamos acometiendo la renovación de la ciudad muy por encima de lo que se había soñado. Porque ésta no es una ciudad normal a la hora de gestionar.  Pongo siempre el ejemplo la policía local. Una población  cualquiera de 65.000 habitantes podría funcionar con una plantilla de 80, 90 policías. Benidorm necesita por lo menos el triple. Y tiene el triple.

Hay que ofrecer al turista cada día más todas las posibilidades que abre ese nuevo mundo que tienes en tu mano con un smartphone

-Uno de los aspectos que siempre me han llamado la atención de Benidorm es su accesibilidad y movilidad.

-Es una ciudad fácil también. Hay que pensar que el plan urbanístico de Benidorm ya nace con unos parámetros de ciudad nueva. Hacer hoy una ciudad como Benidorm sería infinitamente más sencillo que lo que se encontró Pedro Zaragoza y sus corporaciones a partir del año 1957. Hay una parte, que es el ensanche del Levante, muy llana y muy tratable. Pero esa base hay que trasladarla a todo. La accesibilidad hay que complementarla con la conectividad. En el año 2017 la OMT ha tomado la accesibilidad como uno de los grandes ejes del turismo mundial. Las poblaciones, los pobladores, afortunadamente podemos tener más esperanza de vida, pero eso nos posiciona también en mayores cuotas de gasto.

-Algunos reducen la accesibilidad al carril bici y otros de una forma más global….

-Un dato: en Benidorm, según nuestro plan de movilidad sostenible, el 70% de los desplazamientos son peatonales. No hay una conectividad  ferroviaria que llegue a la ciudad. Es una necesidad que el peatón esté cómodo.

-Respecto al transporte, la conexión de Benidorm con Alicante es bastante deficiente…

-Es privada y la que es pública es deficiente por los tiempos. El trazado del Tram que nos conecta con Alicante ciudad es el mismo trazado que el de hace 100 años. Tardamos una hora y cuarto para venir de la plaza de los Luceros (Alicante) hasta Benidorm, y eso es la mitad de tiempo que tarda un británico en venir desde Londres.

-¿Eso perjudica a Benidorm?

- Hasta que no tuvimos la conexión de la alta velocidad, viajábamos desde Madrid en 4 horas y ahora lo hacemos en 2,5. Bueno, yo creo que hay que ir avanzando en acortar siempre esos tiempos. ¿Perjudica? Todo perjudica porque en la globalización, en el turismo, perjudica en tiempo y dinero. Nuestra obligación es saber qué hacemos para acortar ese tiempo.

-Para que Benidorm siga siendo una ciudad de éxito, en un mundo global, tiene que ir evolucionando.

-Benidorm es irrepetible como ciudad y como destino. El modelo de sol y playa tiene plena vigencia. Es el que da resultados de grandes números. Pero eso te obliga a reconocer que ahora la competencia es brutal, como nunca ha sido. Afortunadamente Benidorm está muy bien posicionado, entre otros motivos, por la evolución tecnológica. La exploración de nuevos mercados viene por internet. Hoy todo está en internet. Hay que ofrecer al turista cada día más todas las posibilidades que abre ese nuevo mundo que tienes en tu mano con un smartphone.

Benidorm sólo hay uno: Es el espacio urbano integrado para paseo, para el descanso, para el disfrute ... el sol, la playa

-Pero turismo de sol y playa hay en muchas ciudades, ¿por qué triunfa en Benidorm?

-Hay un análisis sociológico muy profundo que hicieron en su día los Gaviria o Iribas,  y los que hacen ahora los grandes arquitectos como Tusquets, un gran defensor de nuestro modelo y nuestra ciudad. Al final Benidorm sólo hay uno: Es el espacio urbano integrado para paseo, para el descanso, para el disfrute ... el sol, la playa. Hay muchos destinos de sol y playa, pero playas urbanas como las de Benidorm hay muy poquitas.  Tenemos una ciudad donde el peatón tiene preponderancia, donde estamos tasando la huella de carbono de nuestras playa...

-Usted está en contra de la tasa turística o impuesto turístico como lo llama Podemos

- Ese impuesto no viene a atender una satisfacción de un servicio prestado. Sólo viene a agravar a los que contribuyen, a los que generan riqueza. Aparece bajo el subterfugio de economía colaborativa. El cliente cuando toma una cocacola o reserva una habitación está pagando los impuestos que le toca. 

-Benidorm con esa tasa de turismo recaudaría un dinero que necesita

- Ese dinero se lo tiene que dar a Benidorm la Comunitat y el Estado. La autonomía financia grandes nudos, puentes en ciudades, centros congresuales, competiciones de vela en puertos... pues que vengan aquí y lo inviertan en la ciudad.

-El gobierno de Benidorm no coincide con el color político  del de la Generalitat. ¿Existe discriminación en las inversiones?

-Yo no puedo hablar de discriminación. En esta legislatura no se ha materializado ni  un euro más del que ha llegado hasta ahora a la ciudad. Estoy recibiendo incluso menos. El Plan Confianza dejó una bolsa de recursos, independientemente que aquí no gobernara el PP, que permitió la ampliación del Paseo de Poniente, la confluencia del Parque de Elche, se pudo hacer el museo de calado que es El Boca del Calvari, o se desarrolló el parque de Foietes. Hablamos de casi 20 millones de euros. Como no puedes ir de mala cara hacía las administraciones superiores, a fecha de hoy hay buena voluntad. Creo que estamos en la buena línea, haciendo lo que toca para arreglar uno de nuestros grandes problemas que es acabar el centro cultural  pero a día de hoy no se ha invertido un euro más. 

-Uno puede hacer crítica para obtener grandes titulares, pero la reivindicación siempre hay que hacerla delante de las personas a las que se quiere reivindicar

-Su política no es la denuncia, el recurso al "no nos hacen caso".

-La reivindicación siempre hay que hacerla delante de las personas a las que se quiere reivindicar. Uno puede hacer crítica para obtener grandes titulares, pero no sé si ello va a ayudar a mi ciudad en algo. No conozco a todas las personas, pero conozco algo la manera de pensar de los políticos,  creo que eso no ayuda en nada.

-¿ Y respecto a Madrid?

- Tenemos mucha ayuda en revolución tecnológica. Hemos sido el único municipio que ha superado el testeo de la norma de destinos turísticos. La secretaría de Estado de Turismo nos escogió entre cuatro municipios y somos los únicos que lo superamos. España está ejecutando la norma para Europa y Europa para la OMT. Benidorm está posicionado en un lugar de privilegio. Respecto a la conectividad seguimos reclamando al Ministerio de Fomento que necesitamos un tren de la costa,  una conexión con el AVE  y el areopuerto... Eso Toni lo dice aquí y en Europa si hace falta. El gran apoyo en esta legislatura a Benidorm es de la Diputación de Alicante que tiene muy claro qué es lo que significa turisticamente Benidorm en el producto interior bruto de la Comunidad Valenciana y en España.

-¿Existe un peligro de colapso turístico?

- Benidorm nunca ha perdido los papeles en nada. El 70% de los planes parciales no están desarrollados. Empezamos con el plan de 1957 y después con el de 1990, y todavía no están completados.

- Destacados arquitectos mantienen que el modelo Benidorm es el más ecológico y sostenible

- El tiempo ha venido a demostrar que la ciudad vertical es el acierto. Algunos tuvieron que luchar en los 60, 70 incluso 80 para defender la ciudad vertical. Si tuviéramos que hacer una ciudad nueva, eficiente, sostenible, con mimo al medio ambiente, resulta que la ciudad vertical sería el modelo a seguir. Todas las nuevas ciudades están transitando en altura, y las históricas europeas están buscando cómo transformar sus zonas más deprimidas en nuevos espacios urbanos, liberando territorio.

En los 90 ya rompimos la estacionalidad.  Aquí hay turismofilia, no turismofobia. La ciudad vive volcada en su actividad

-24 horas y 365 días. Desde la Generalitat se apuesta por desestacionalizar el turismo. Aquí se está haciendo desde años.

-En los 90 ya rompimos la estacionalidad.  Aquí hay turismofilia, no turismofobia. La ciudad vive volcada en su actividad.  Eso ha ayudado a que este destino esté abierto todo el año, y eso tiene grandísimos beneficios sociales y económicos. Es un proyecto de muchos para romper la estacionalidad. Eso es un valor de Benidorm.

-¿El teleférico se llevará a cabo?

-Depende de los pasos de la Generalitat. El teleférico se adentra en el parque natural. En otros países  y destinos no se cuestionaría. Deberíamos viajar más para tener una visión más amplia. El mirador del Gran Cañón, se hizo afectando un parque natural. Pero eso pasa también en las estaciones de esquí,  en espacios protegidos, parques o reservas y nadie los cuestiona.

-¿Cuáles son sus retos para la próxima legislatura?

- Habrían muchos. Espero que Benidorm sea una ciudad mejor. La rehabilitación de la avenida del Mediterráneo es un proyecto para el siglo XXII. Seguir siendo la punta de lanza en destino turístico. Hay que construir la ciudad del siglo XXII. Aunque muchos aún no lo vean, hay que hacer ya la ciudad del siglo XXII.

Si pasados seis meses tengo las mismas sensaciones que ahora, le pediría a mi partido que confíe en mí

-¿Se presentará a las próximas elecciones para ser el "alcalde del siglo XXII"?

-Una legislatura es corta para todo lo que estamos haciendo. Es una incógnita que aún no he despejado. Tengo una potente vocación de servicio público. Estoy en política por casualidad. Esto es un vehículo para hacer lo que pienso en mi ciudad. Si pasados seis meses tengo las mismas sensaciones que ahora, le pediría a mi partido que confíe en mí. Sé que hay muchas cosas por hacer, tengo muchas ganas de hacerlo y muchas ideas que desarrollar.

-Su partido no está para tirar cohetes

-Ya, pero yo soy del PP. Entré en política sin militar en el Partido Popular. A mi me atrajo un modelo vinculado a Benidorm. Soy de ideas fijas. De muchas cosas que se anhelan en otros partidos, alguna pinceladita se da en Benidorm. Me refiero a los acuerdos, transparencia. Mi equipo ha venido para trabajar por la ciudad. Tengo unas magníficas relaciones con mi partido tanto en Alicante como en Valencia o en Madrid.

- Se le encasilla en Benidorm. ¿No tiene aspiraciones de ocupar otros cargos?

-Soy un servidor público dentro de un proyecto político, un proyecto concreto. La política me apasiona. Si no me atrayera no llevaría más de 20 años en esto.

-¿En FITUR va a haber novedades?

-Siempre. Le aventuro dos: una novedad que no ha hecho nadie todavía en la península y otra que ya se está haciendo.

 

Comenta esta noticia
Update CMP