Lío político y judicial: no tan À punt

Toni Subiela

Toni Subiela

La puesta en marcha de la radio de À punt con nocturnidad y en pruebas no oculta las dificultades inminentes. Entre ellas, las impugnaciones políticas y profesionales.

El primer escollo a salvar por los responsables de la segunda RTVV tiene que ver con la selección y posterior contratación de personal a través de bolsas provisionales. El próximo sábado la Unió de Periodistes, la asociación que reúne a un mayor número de periodistas en la Comunidad Valenciana, votará la posible solicitud al juzgado que lleva la impugnación -que ya presentó en su día- de la suspensión cautelar del proceso de contratación.

Hay división en la directiva, en la que algunas personas especialmente interesadas argumentarán que oponerse a las bolsas es oponerse a que la Comunidad Valenciana tenga unos servicios de radiotelevisión pública. En cambio el resto (al parecer la mayoría) esgrimirá que no ha habido libre competencia para todos los profesionales a los que se debe La Unió al primarse en la convocatoria la antigüedad y la oposición ganada en la vieja RTVV.

Pero antes vendrá la tormenta política. Este miércoles hay comisión parlamentaria “de RTVV y el espacio audiovisual”, con la comparecencia prevista de la directora general Empar Marco, y en la que Ciudadanos también va a promover la impugnación de dichas bolsas.

 

De momento la formación naranja ha instado al Consell Rector de la CVMC a la paralización inmediata del segundo proceso iniciado para completar la plantilla de À Punt mediante la segunda tanda de bolsas de trabajo temporal. De hecho el diputado Toni Subiela le ha reclamado que acometa “de forma inmediata la provisión definitiva de las plazas a través de los procesos selectivos previstos en la ley” y ha anunciado que su grupo ha registrado una Proposición No de Ley para que la comisión parlamentaria “ponga sensatez en todo este proceso”.

Subiela ha explicado que la ley contempla la existencia de bolsas de trabajo temporales en circunstancias de excepcionalidad, requisito que sí se cumple en la primera bolsa de trabajo porque no había personal para arrancar el proyecto, pero no en la segunda, la de 500 plazas, por lo que teme que se esté contratando la plantilla definitiva incumpliendo la ley y los principios de igualdad, publicidad, mérito y capacidad.

La radio

À punt Ràdio empezó a emitir en pruebas sin previo aviso la madrugada del lunes con música e indicativos, y sólo con los repetidores que cubren las tres capitales de provincia valencianas. El grupo seleccionado para inaugurar las emisiones fue Obrint Pas, un “grupo de música español catalanista” según Wikipedia.

 

 



 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia