Barcala usa el superávit y cancela la deuda para que no se lo quite el Gobierno

Barcala reprocha a PSOE, Compromís y Unidas Podmeos que prefieran que "el dinero de Alicante se lo lleve el Gobierno"

Barcala reprocha a PSOE, Compromís y Unidas Podmeos que prefieran que "el dinero de Alicante se lo lleve el Gobierno"

El alcalde de Alicante recuerda a la oposición que “ese dinero no se puede gastar en nada porque el gobierno no se lo permite a ningún ayuntamiento, solo se puede cancelar deuda”

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado, con el respaldo de PP y Cs, la abstención de Vox y los votos en contra de PSOE, Unidas Podemos y Compromís -14 sí, 2 abst. Y 13 no-, el tercer expediente de modificación de créditos que permite poner a cero la deuda municipal y generar distintas inversiones mediante la dotación de 433.293 € de créditos extraordinarios, un suplemento de 20.021.782€ y bajas de 1.283.394€, dentro del presupuesto del 2020.

De esta forma, el equipo dirigido por Luis Barcala procederá a la cancelación de toda la deuda pendiente con las entidades de crédito y deja de estar sometidos a la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Las propuestas han sido defendida por la concejala de Hacienda, Lidia López.

El pleno también ha respaldado el primer expediente de modificación y suplemento de créditos por importe de 421.428,18€, financiado con remanente de tesorería, destinado para la amortización anticipada de deuda de 378.875,66€, y gastos generales pendientes de 42.552,52€, dentro del presupuesto del Patronato Municipal de la Vivienda de Alicante para el ejercicio 2020, con los votos a favor de Partido Popular, Ciudadanos y Vox, la abstención de Compromís y el voto en contra de PSOE y Podemos.

El alcalde ha resaltado que "o se trabaja para defender los intereses de los alicantinos o de otros, partidos políticos que gobiernan en España”, y ha añadido que “nosotros tenemos una caja con los ahorros de los alicantinos y nuestra obligación, porque nos han elegido los alicantinos, es para gestionar y defender sus intereses".

El primer edil ha reprochado a los grupos de la oposición que “decir que mejor que se lo lleve el gobierno de España y nos lo quite es defender los intereses, pero no los de los alicantinos”. Ante las peticiones por parte de los grupos de la oposición de que se gaste ese dinero en políticas sociales, el alcalde de Alicante ha recordado que “no lo podemos gastar en nada porque el gobierno no lo permite, ni a nosotros ni a ningún ayuntamiento, solo se puede cancelar deuda”.

Barcala ha denunciado que la propuesta de la ministra Irene Montero de “quitar el dinero a los ayuntamientos” deja fuera a todo el sector servicios, autónomos y pequeñas empresas y se comprometió a defenderlos desde el Ayuntamiento para "evitar que se queden descolgados". El alcalde también ha resaltado que de las 105 propuestas para la Recuperación de Alicante, solo 17 medidas se podrán atender con el catálogo que propone el Gobierno de España.

Todavía queda superávit

El Ayuntamiento de Alicante dispone de un remanente de tesorería o superávit -los ahorros del Ayuntamiento de los últimos años- de unos 47 millones de euros, que el Gobierno Central podría utilizar para paliar los efectos de la pandemia por decreto. El alcalde ha señalado que "antes de que quiten ese dinero de todos los alicantinos los destinamos a amortizar el 100 por ciento de la deuda municipal", lo que supone unos 19 millones de euros para dejar al consistorio libre de deuda. 

Si los planes del Gobierno desvelados por la ministra Irene Montero fructifican, es muy probable que el Ejecutivo de Pedro Sánchez disponga de los otros 21 millones de euros que todavía quedan. Esa 'cesión' sería a modo de préstamo, a devolver en los próximos diez años.

Comenta esta noticia