23 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "potota" de Kiko Hernández complica los números de Emma García en Telecinco

Kiko Hernández.

Kiko Hernández.

Es una especie de refugio para muchos de los que salen escaldados de "Sálvame" por un motivo o por el otro... pero hay cosas que parece que "Viva la vida" no puede evitar ni sortear.

Kiko Hernández se despachó a gusto esta semana en Sálvame y criticó duramente a Carmen Borrego. Aunque, lo que más llamó la atención de su intervención, fue la cantidad de veces que la llamó “potota” y no por su nombre. La hija de María Teresa Campos decide contestar.

En un primer momento, Carmen dijo que no le ofendía que la llamaran así porque se lo han llamado muchas veces a lo largo de su vida, pero cuando su sobrina Alejandra Rubio consideró que era una humillación, Borrego terminó sincerándose este domingo en Viva la vida: “No es una gracia, es una humillación”, matizó, tajante.

Por su parte, la presentadora Emma García consideró que “hay términos que no hace falta utilizar, que son innecesarios”.

Claro que Kiko Matamoros consideró que más humillante es que su madre, María Teresa Campos, almuerce con Kiko Hernández aun viendo cómo éste se dirige a su hija Carmen: “Es peor que tu madre la abra las puertas de su casa a que él te llame potota”, consideró.

Por otro lado, Carmen respondió al resto de acusaciones de Kiko: es cierto que llamó a su madre durante su entrevista en el Deluxe, pero para decirle que estuviera tranquila, no para darle órdenes. Además, negó que vaya a dar una exclusiva en una revista: “No dudo que se lo hayan dicho, pero le han informado mal”.

Respecto a si Kiko y ella hablan o no a diario, explicó que en las últimas semanas han hablado una o dos veces y una de ellas fue porque Carmen le escribió al ver que estaban dando una información falsa de su marido en el programa y quería desmentirlo. Además, negó que se esconda de su marido para hablar a Hernández.

Sea como fuere el caso es que el penúltimo culebrón de las Campos, con Borrego y Hernández como protagonistas, no seduce como otros a la audiencia. O al menos eso se desprende de los datos de audiencia que cosechó Viva la vida este domingo para Telecinco: un 12.2% de cuota de pantalla y 1.564.000 espectadores, los datos combinados más bajos desde el pasado 4 de octubre.

Comenta esta noticia
Update CMP