23 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El increíble uso que le da a una habitación Bertín Osborne durante su encierro

Á Bertín Osborne la cuarentena le ha cogido en su finca de Sevilla.

Á Bertín Osborne la cuarentena le ha cogido en su finca de Sevilla.

El cantante y entrevistador estrella de Telecinco conectó en directo con 'Sálvame' para contar los avatares del confinamiento.

Bertín Osborne está acostumbrado, para que todos lo vean en la pequeña pantalla, a abrir las puertas de su hogar a personajes famosos -muchos de ellos amigos personales suyos- que tengan algo interesante que contar o a meterse, directamente en sus casas. Esa es buena parte del secreto del éxito de su programa de Telecinco Mi Casa es la Tuya.

Sin embargo, con la crisis del coronavirus y el estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo para hacer frente a la pandemia, todo ha saltado por los aires. Las grabaciones del programa se han paralizado y, de hacer un programa Bertín, sin duda sería ahora uno con este título: '#Enmicasaqueeslamía'.

 

Bertín está viviendo la cuarentena con su familia en su finca de Sevilla. Y desde allí conectó en directo con Sálvame para contar cómo están viviendo su familia y él toda esta situación

 

"Una habitación para chillar"

"Aquí estoy en el destierro, como todo el mundo. Estoy en Sevilla en el campo. Nosotros gracias a Dios tenemos más suerte porque nos podemos mover aquí dentro, lo llevamos mucho mejor, no nos podemos quejar. Tenemos mucho más espacio. No nos hemos movido de aquí, no hemos salido fuera de los límites de la finca", comenzó explicando.

Y aseguró que solo una persona entra y sale de su finca: "Hay una sola persona que es la que sale a comprar comida y medicina. Llevamos aquí diez días, estamos relativamente bien, gracias a Dios y por suerte mejor que muchos a los que mando un abrazo enorme".

Aún así le echa humor a la situación: "Aquí hay que tener una habitación para chillar, en todas las casas tienes que tener un cuarto para que uno se meta ahí y chille. Hemos enseñado a mi hijo Carlos a jugar al mus, lo hemos hecho fatal porque ahora tiene una suerte el tío con las cartas que nos está dejando desplumados".

 

Además, Bertín se siente un auténtico privilegiado: "Tengo más suerte porque no estamos encerrados dentro de casa. A mí se me pone los pelos como escarpias cuando veo muchas imágenes que veo en televisión de gente que no respeta esto, esto es algo muy serio. Es fundamental que nos quedemos en casa, en el momento que se pare la curva me voy a tirar 48 horas metido en bar".

Y sobre Fabiola, Bertín Osborne bromea: "Llevo sin verla toda la tarde, está metida en el gimnasio porque está haciendo un reto. No se la puede ni saludar siquiera porque te chilla".

 

Comenta esta noticia