Puig contraprogama el arranque de la Comisión de Reconstrucción

La vicepresidenta del Consell Mönica Oltra y el sindic del PSPV en les Corts Manolo Mata.

La vicepresidenta del Consell Mönica Oltra y el sindic del PSPV en les Corts Manolo Mata.

Puig roba el protagonismo a la comisión de Reconstrucción que inicia sus trabajos al convocar en el Palau a los presidentes de las diputaciones y alcaldes para hablar de reconstrucción.

El presidente Ximo Puig ha contraprogramado el estreno de la denominada Comisión especial del parlamento valenciano para la Reconstrucción Social, Económica y Sanitaria, que está llamada a fijar el plan para salir de la crisis económica y las medidas sanitarias ante la posibilidad de un repunte de la pandemia del coronavirus.

Puig ha decidido reunirse este lunes con los presidentes de las diputaciones, actores que se antojan tendrán protagonismo en las próximas semanas conforme avancen las fases de la desescalada. Sin una agenda a día de hoy para esta semana, el jefe del Consell convoca en el Palau a los "barones institucionales", además de los alcaldes de las tres capitales y Elche, por lo que deja atrás los encuentros telemáticos que ha venido manteniendo durante el confinamiento.

En el encuentro bautizado Acuerdo para la Reconstrucción de la Comunitat Valenciana puede despejarse varias cuestiones de enjundia. Por un lado, el grado de autonomía (cogobernanza) que tendrán los presidente provinciales en las fases 3 y 4 de la desescalda o si van a depender totalmente de las instrucciones del Gobierno del Botànic.

Por otro, cabe determinar la gestión de los presupuestos dentro de un plan global postcovid sin descartar que las diputaciones deban apretarse el cinturón y colaborar con ese fondo. El foco del encuentro estará puesto en el presidente de la institución alicantina, Carlos Mazón, único cargo popular que preside una institución en la Comunitat.

El primer efecto de la reunión de Puig es que deja  en segundo plano la comisión de les Corts, que aunque algunos califican con pomposidad la más importante de la democracia, nace sin muestra de pluralidad. Todos, todos los comparacientes lo son ha propuesta de los partidos del Gobierno. No ha sido atendida ninguna iniciativa de la oposición. Ni tan siquiera las de Ciudadanos, que sí ha aceptado tener un representante en la Mesa.

La comisión no arranca con pudiera pensarse con un representante de las víctimas del Covid-19, ya que han quedado excluidas por la mayoría parlamentaria, o con un interlocutor de los médicos o de entidades sanitarias. Será UGT quien abra la comisión de reconstrucción. Posteriomente el secretario general de Comisiones Obreras, y en tercer lugar el jefe de la patronal de la Comunitat. O lo que es lo mismo, lo que son los "socios preferente"  de Ximo Puig tendrá un protagonismo de alguna manera "compartido" con el acto en el Palau.

Las propuestas de los sindicatos y de la CEV son de sobra conocidas ya que las han tradado al presidente durante las varias reuniones que telemáticamente han tenido durante en el estado de alarma que se prolongará quince días más  este mes. Habrá que esperar al cuarto compareciente, el del Colegio de Médicos, para escuchar una voz de los héroes de la pandemia.

Parte de las conclusiones de la comisión ya están escritas. El Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas presentó hace  una semana en el Palau una hoja de ruta avalada por Puig. Vetados las Víctimas del coronavirus, en las próximas semanas tendrán voz entidades con difetentes colectivos entre los que se encentran organizaciones ecologistas o las kellys. Compromís, PSOE y Podemos han descartado entre los invitados a participar a sindicatos de médicos o entidades profesionales y sociales críticas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP