01 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La jornada negra de Iglesias: acorralado en el Congreso y también en el juzgado

Pablo Iglesias, este miércoles, en el Congreso de los Diputados

Pablo Iglesias, este miércoles, en el Congreso de los Diputados

Mientras en el Congreso PP y Vox cercaban al vicepresidente por su "lío de faldas" , un juzgado ha decidido investigar las presuntas irregularidades en las cuentas de la formación morada.

No son buenos tiempos para Podemos y Pablo Iglesias. El 'caso Dina' ha irrumpido con fuerza en el Congreso de los Diputados dejando en evidencia las auténticas 'cloacas' mientras un juzgado abría diligencias por una presunta malversación en el seno de la formación morada. Y es que, entre los escándalos y el batacazo electoral en Galicia y el País Vasco, el vicepresidente está cada vez más acorralado.

De hecho, el ya habitual cara a cara en el Congreso de los Diputados con Teodoro García Egea, ha sido más tenso de lo habitual. "Vino a regenerar y ha acabado en las cloacas", ha señalado el secretario general del PP en el preludio de una intervención en la que la exasesora de Iglesias, Dina Bousselham ha salido a relucir, a pesar de los intentos de Podemos de esquivar dar cualquier explicación en sede parlamentaria.

 Así, Egea ha acusado a Iglesias de "robar una tarjeta de móvil", "esconderla" y "destruirla" por lo que ha preguntado al vicepresidente si "sigue pensando aquello de que en política no se pide perdón, que en política se dimite", a lo que Iglesias ha vuelto a responder con una habitual y manida crítica al PP por su postura contra el Gobierno respecto a la pandemia, obviando por completo todo lo que tuviera que ver con sus cloacas.

Olona cerca a Iglesias por su "lío de faldas" con Dina

Pero no solo ha sido Egea el que ha interpelado a Podemos sobre ese asunto, sino que también la diputada de Vox, Macarena Olona se ha referido al "lío de faldas" del vicepresidente, y que le sitúa "a las puertas de una imputación",  en una pregunta que en principio iba dirigida a Carmen Calvo, pero que finalmente respondió el titular de Justicia, Juan Carlos Campo, por deseo del propio Gobierno.

"Las informaciones que me llegan son una bomba de relojería con tintes de culebrón venezolano", ha señalado Olona para instar al Gobierno a dejar de esconderse "detrás de esa cortina de humo", que suponen los ataques al Rey y "que les convierten en cómplices de las cloacas que han decidido ascender a la Moncloa".

Aún así, la puntilla en el Congreso a Iglesias ha llegado de la mano de la diputada del PP Belén Hoyo, que ha interrogado a la ministra de Igualdad, Irene Montero sobre qué es para ella "una conducta machista".

La diputada popular ha acusado a Montero de defender un "feminismo fake, de pega" y ha asegurado que ella no necesita "protectores y tutores" como en el 'caso Dina'. "Creo que Dina tampoco lo necesitaba, ¿usted reconoce a un machista? ¿Qué haría si se comportaran con usted como con la Señora Dina? Lo repudiaría", ha señalado Hoyo, al tiempo que ha indicado que "el autor de estos hechos no es un machista anónimo" sino "el vicepresidente segundo del Gobierno, el de los azotes".

El juez ya investiga a Podemos por malversación y administración desleal

Pero además, mientras los reproches y las acusaciones resonaban en las paredes del Congreso, a Iglesias se le abría otro frente judicial, ya que el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ya estudia una denuncia presentada por José Manuel Calvente, el abogado despedido de Podemos el año pasado, contra el partido morado por presuntos delitos de malversación y administración desleal.

Podemos despidió al abogado José Manuel Calvente tras la denuncia de la abogada Marta Flor por acoso sexual, la misma abogada defensora de Dina y de Iglesias en el caso de la tarjeta presuntamente robada y cuya relación con el fiscal anticorrupción Ignacio  Stampa está siendo investigada.

Pero ahora ha sido Calvente el que ha ido un paso más allá denunciando la presunta financiación irregular del partido morado y que el juzgado ha considerado oportuno investigar ya que hay "características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal", según publica El Confidencial.

En concreto, se investiga la existencia de una posible caja B constituida por donaciones de dirigentes y afiliados de la formación que habría servido para sufragar pagos del partido, además de una operación sospechosa en la que una entidad denominada #404 Comunicación Popular solicitó 50.000 euros para emprender un supuesto proyecto de carácter social.

Por todo ello, el magistrado ha abierto diligencias y ha citado a declarar al exabogado de Podemos para que se ratifique en la denuncia y a la otra letrada que fue despedida junto con Calvente, Mónica Carmona, y a la que fuera responsable del equipo legal de Podemos Gloria Elizo.

De esta manera, en medio de la tormenta y junto a unos resultados electorales desastrosos para Podemos, la formación morada se ve envuelta en una nuevo escándalo de corrupción que de darse por cierto podría poner un punto y final a la carrera de Pablo Iglesias,  que ya se encuentra en la cuerda floja por sus implicaciones en las cloacas. 

Comenta esta noticia
Update CMP