La izquierda la emprende contra el alcalde por el ‘bulo de la hostelería'

PSOE, Compromís y Podemos piden responsabilidades al alcalde por la difusión de un bulo / FOTO: O. Avellán

PSOE, Compromís y Podemos piden responsabilidades al alcalde por la difusión de un bulo / FOTO: O. Avellán

La oposición intenta sacar tajada de un error de la edil de Comercio para atacar a Luis Barcala. Lidia López se precipitó al advertir que el Consell preparaba el cierre de la hostelería

El sector hostelero alicantino no gana para sustos. Sumidos en el abandono más absoluto por parte del gobierno de la Generalitat Valenciana y del Ejecutivo Central, la única administración que les respalda y les da cariñó, el Ayuntamiento de Alicante, también les hace sufrir.

El consistorio alicantino es el principal soporte de los empresarios de la hostelería. La Concejalía de Empleo y Desarrollo, dirigida por la edil Mº Carmen de España, ha aprobado en estos meses varios planes de ayudas al sector. El último esta misma semana, con un decreto firmado por el Alcalde, Luis Barcala, donde dota con un millón de euros al comercio y hostelería para ayudas directas de entre 750€ y 2.000€ a quienes han visto reducida su facturación.

Pero ya lo dice el refranero español: “Quien bien te quiere te hará llorar”. En esta ocasión, con el afán de anticiparse a algo que nunca ocurrió. Una comunicación precipitada de la edil de Comercio, Lidia López, a los hosteleros alicantinos desató la confusión. Y luego la posterior difusión de los restauradores sin contrastar la noticia con la fuente oficial, la Generalitat Valenciana, o con la patronal de la hostelería. Otra imprudencia.

El jueves por la tarde el Ayuntamiento de Alicante hacía público un comunicado para desmentir el ‘bulo’ que circulaba por las redes sociales sobre que se decretaría el cierre hostelero. El viernes la concejal Lidia López admitía haber sido ella quien habló con el presidente de ARA, César Anca, para trasladarle el posible cierre, y pidió disculpas por la confusión creada.

Oltra quiere cerrar la hostelería

La noticia no se produjo, pero bien es cierto que la vicepresidenta Mónica Oltra mantiene un pulso con Ximo Puig y con Manolo Mata precisamente por esa cuestión. La número dos del Consell está empeñada en que la hostelería debe cerrar por el elevado número de contagios que se conocen cada día, para minimizar la propagación y evitar las reuniones sociales.

Puede que en unos días consiga convencer a sus socios del PSPV y anuncien el cierre, pero esto no ha ocurrido, de momento.

La oposición pide responsabilidades

Los tres partidos de izquierdas en la oposición en el Ayuntamiento de Alicante –PSOE, Compromís y Podemos-, que formaban el tripartito de gobierno en la anterior legislatura, se apresuran en pedir responsabilidades políticas por la confusión generada por este bulo. El portavoz del Grupo Socialista, Paco Sanguino,  reclama al alcalde, Luis Barcala, “que depure responsabilidades, empezando por él mismo”.

El portavoz del grupo Compromís, Natxo Bellido, pide “explicaciones por el sainete generado por el bulo”. Bellido señala que “o Barcala es cómplice de los bulos que propaga su concejala, o bien no lo sabía y entendemos que la Concejala también ha mentido o ha pretendido engañar Barcala”.

El concejal de Unidas Podemos, Xavi López, exige la dimisión del alcalde Luis Barcala “por la supuesta utilización de la comunicación institucional para tapar el origen del bulo sobre la hostelería”. El grupo municipal pide también “el cese de la edil Lidia López por ser la responsable de generar perjuicios a la hostelería difundiendo información falsa”.

¿Qué ha pasado?

La concejal de comercio del Ayuntamiento de Alicante, Lidia López, dio por oficiales hace unos días unas declaraciones de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, sobre la necesidad de incrementar las medidas de control de la pandemia en la Comunitat y transmitió a los representantes de la hostelería de Alicante que el Gobierno valenciano iba cerrar su actividad, como ya se había hecho en otras comunidades. Llamó al presidente de la Asociación de Restaurantes de Alicante –ARA-, César Anca, y le comunicó la noticia sin haberla confirmado.

Los hosteleros la creyeron y lo difundieron entre los empresarios del sector. El jueves por la tarde el Ayuntamiento de Alicante desmentía el ‘bulo’ y el viernes, la edil reconoció el error, después de que el mensaje calase en las redes sociales de los hosteleros y trascendiese a foros sociales de la ciudad, y pidió disculpas. 

“Sí, reconozco que llamé a representantes de los hosteleros. Me precipité al leer unas declaraciones de Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat. Pido disculpas por mi error”. Así zanjó el viernes la noticia la concejal de Comercio, Lidia López.

Comenta esta noticia
Update CMP