27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

No nos engañemos, el paro baja por el empuje de los servicios

La Semana Santa y el arranque de la temporada alta para el empleo en España son la única razón de los datos de paro y afiliación ofrecidos ayer por el ministerio de Trabajo.

La bajada del paro en abril, en unas 91.500 personas, aunque mejora la del año pasado, supone el tercer peor dato de la recuperación, que se inició en 2014, y deja el número total de parados en unos 3,16 millones. Los buenos datos del paro no ocultan un preocupante descenso de la contratación, comparada con los datos del año anterior. En abril el número de contratos firmados se redujo un 0,5% respecto al mismo mes del año anterior. La contratación, especialmente la indefinida, continúa cayendo a ritmos superiores al 7,5%.

En el último año, el paro ha bajado en más de 170.000 personas, a un ritmo del 5,2%. Abril supone el segundo mes consecutivo con descensos del paro. El año pasado por estas fechas, paro descendía a un ritmo anual del 7,6%. Los mayores incrementos de empleo se dieron en la hostelería, que ganó 85.000 ocupados; mientras que, por comunidades autónomas, Baleares, con casi 47.000 nuevos afiliados, un 10% más, encabeza la creación de empleo en todo el territorio nacional. Lo de siempre vamos, el turismo trae empleo precario.

En términos desestacionalizados, el paro baja en apenas 19.000 personas

Con todo, en términos desestacionalizados, el paro baja en apenas 19.000 personas, una vez que se eliminan mediante fórmulas matemáticas los efectos del calendario sobre las cifras de paro registrado. En cuanto a las prestaciones, en marzo, el número de beneficiarios aumentó ligeramente, hasta superar los 1,83 millones, lo que deja la cobertura del sistema de protección por desempleo en el 59,6%, tres puntos más que un año atrás; mientras que el gasto en este capítulo sube un 3,6% en marzo con respecto al mismo mes del año anterior.

Comenta esta noticia
Update CMP