12 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ana Pastor da un escarmiento a Diego Cañamero harta de los numeritos de Podemos

El diputado Diego Cañamero en su insólito escrache al ministro de Justicia en el Hemiciclo.

El diputado Diego Cañamero en su insólito escrache al ministro de Justicia en el Hemiciclo.

La falta de decoro de los diputados de Iglesias ha llegado a tal extremo que la Mesa del Congreso va a estudiar este martes las primeras medidas disciplinarias para atajar el "circo".

Una bandera republicana con el mismísimo Rey Felipe VI presente en el Congreso, mensajes reivindicando la libertad para un concejal condenado por agresión, camisetas convirtiendo el Hemiciclo en un "tendedero" y un escrache a un metro de su escaño al propio ministro de Justicia.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, se pone manos a la obra y con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos se dispone a ejecutar un plan "preventivo" para atajar la estrategia de Podemos de convertir cada sesión parlamentaria en un espectáculo destinado a viralizar broncas, protestas o salidas de tono de sus diputados.

Por el momento, este mismo martes, Pastor va a llevar a la reunión de la Mesa del Congreso una propuesta para apercibir -no se descarta incluso la sanción- al diputado del partido morado Diego Cañamero.

El autoproclamado diputado-jornalero protagonizó la pasada semana un violento incidente al acercarse a apenas un metro del escaño del ministro de Justicia, Rafael Catalá, con dos carteles de Iñaki Urdangarin y el encarcelado concejal podemita de Jaén, Andrés Bódalo.

Fuentes parlamentarias consultadas por ESdiario reconocen la "frustración" de Pastor al constatar el fracaso de su estrategia de convencer a los dirigentes del partido morado de bajar el tono y adaptar su estrategia a los "usos y costumbres" parlamentarios.

Y es que en los últimos meses, tanto Pastor como los portavoces de otros grupos han tratado de convencer a Iglesias y a su núcleo duro de la necesidad de preservar la solemnidad de las sesiones plenarias. 

Sin embargo, desde el relevo de Iñigo Errejón y su sustitución por Irene Montero, los diputados de Podemos se han radicalizado aún más, hasta provocar hace unos días la protesta formal de los portavoces del PP, PSOE, C's y PNV.

Comenta esta noticia
Update CMP