18 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Boris Izaguirre revela la traumática experiencia que rompió su infancia

Boris sufrió un episodio desgarrador

Boris sufrió un episodio desgarrador

De Boris siempre recordamos su sonrisa y ese modo de ser educado y transgresor que seduce y enamora. Sin embargo, tras sus ojos marrones se esconde una gran tragedia que le partió en dos.

El término “infancia robada” no se inventó por casualidad. Se trata de niños y niñas que han sufrido episodios muy dolorosos que han trastocado los que tendrían que haber sido sus años más felices y despreocupados. Sin embargo, siempre hay desalmados que disfrutan infringiendo dolor a los más pequeños y vulnerables.

En una entrevista concedida a El Español, Boris Izaguirre ha abierto su corazón a propósito de Tiempo de tormentas (Planeta). Un novela definida como emocionante, desgarradora y entretenida. Así reza la sinopsis: “Desde muy niño, Boris sabe que es diferente. Muy temprano se detectan problemas de motricidad y dislexia, y el pequeño actúa con unos gestos y una forma de hablar amaneradas. Los adultos dicen que su madre, Belén, una bailarina de renombre, y su padre, crítico de cine, rodean al niño de malas compañías.

En Caracas se habla de sus amigos intelectuales y de toda esa gente homosexual con la que ella trabaja. También que Boris está enamorado de Gerardo, el hijo de la influyente periodista Altagracia Orozco. Sin embargo, Belén no se rinde al prejuicio y por más golpes que llegan de fuera, convierte su casa en un refugio para esa diferencia. Primero cara a cara, luego unidos por la línea telefónica, pero siempre juntos bajo el inquietante influjo de un cuadro lleno de historia, Tiempo de tormentas.

Boris haciendo una de las cosas que más le gusta, atender a sus lectores

En uno de los capítulos del libro, Izaguirre explica un hecho desgarrador: “Me violaron con 13 años.  Entre tres personas... En mi país algunos amigos míos han pasado por situaciones semejantes, porque es como si el gay se lo mereciera. Violar al gay es como si fuera con su condición… Es la primera vez que lo cuento en mi primera persona. Fue muy doloroso porque, una vez que pasó, yo nunca volví a ver a esa gente.

Es verdad que he tenido cosas dentro mucho tiempo. Yo creo que no se trata de rendir cuentas, ni nada, ni de sumarse a ningún tipo de uso ni de hacer una confesión, pero yo creo que está perfectamente plasmado en el libro lo que significó para ellos dos, para los personajes de mi novela, para mi mamá y para mí en la vida real”. Sin duda, Boris Izaguirre ha hecho gala de una gran valentía y generosidad al compartir este traumático episodio que ha conseguido dejar atrás gracias al amor de sus padres y exorcizar a través de la escritura.  

Comenta esta noticia
Update CMP