30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno ya no se esconde y hasta defiende a Torra ante su inhabilitación

El ministro de Universidades, Manuel Castells, en una imagen de archivo

El ministro de Universidades, Manuel Castells, en una imagen de archivo

El ministro de Universidades, Manuel Castells, se desmarca asegurando que el proceso abierto contra el presidente de la Generalitat le parece "exagerado".

La ausencia del Rey en Barcelona, la tramitación de los indultos, la reforma del Código Penal y ahora una defensa de Torra ante su inminente inhabilitación por parte del Tribunal Supremo. Y es que parece que todo vale para contentar a los independentistas y lograr un pacto por los Presupuestos y así reforzar al Gobierno.

Esta vez ha sido el ministro de Universidades, Manuel Castells, el que se ha desmarcado abriendo un nuevo discurso en el seno del Ejecutivo. A su juicio, es "exagerado" que se proponga inhabilitar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, porque se trata de una "provocación a una situación de por sí complicada".

Además, ha insistido en una entrevista en La hora de la 1, en que el acto de Torra, al "colgar una pancarta en función de una serie de cuestiones que el president estima y que esto signifique pasar por encima de la voluntad popular expresada a través del Parlamento de Cataluña", es "una provocación".

 Por ello y sobre la actitud de Torra, el titular de la cartera de Universidades ha señalado que "trata de mantener la idea de que la voluntad del pueblo de Cataluña es más determinante que lo que diga un órgano administrativo. Entonces es el Tribunal Supremo el que debe juzgar", ha apostillado.

Aún así, ha indicado que "parece que todo el mundo ya sabe que va a ser de año y medio". No obstante, ha recalcado que "hay que respetar siempre las decisiones de la justicia", aunque en este caso se trata de la Junta Electoral, "que no es exactamente judicial, sino un órgano administrativo, a la espera de lo que diga el Supremo.

Por otra parte, ha señalado que "la posición de nuestro Gobierno es que en Cataluña hay un conflicto político que hay que reconocer. Elección tras elección hay una mayoría absoluta en el Parlamento de partidos independentistas, pero al mismo tiempo la población catalana está dividida", ha zanjado.

Además, ha asegurado que las elecciones catalanas se tenían que haber convocado hace tiempo porque la situación en Cataluña es "políticamente es insostenible" y porque "la coalición que había de Gobierno está rota en la práctica". Además, ha criticado que en un momento de pandemia "no se puede estar en estas condiciones de provisionalidad".

Comenta esta noticia
Update CMP