Isabel Díaz Ayuso contra el rodillo monclovita

La otrora prácticamente desconocida Isabel Díaz Ayuso, se ha convertido en símbolo de tenaz resistencia al rodillo monclovita

No pretendo ser original, ni mucho menos. Porque lo cierto es que en el abismo en que la política de Sánchez nos está situando, y por más que se decreten persecuciones institucionales de la libertad de expresión, los pocos medios realmente independientes -o, al menos, alejados del pesebre de lo políticamente correcto- y las famosas redes sociales no paran, con más o menos ingenio, de insistir en la idea. La otrora prácticamente desconocida Isabel Díaz Ayuso, se ha convertido en símbolo de tenaz resistencia al rodillo monclovita.

Pese a que la gaditana realmente es la desconcertante Arrimadas, de esta madrileña que, contra todo pronóstico, hoy lidera el gobierno autónomo, se puede cantar aquello de “con las bombas que tiran los fanfarrones …”. Y no son tirabuzones precisamente lo que la presidenta de Madrid se hace con las diatribas que le dedican desde el gobierno, sus argumentaciones son firmes y las expresa con valentía, como lo acaba de hacer en Cataluña mientras, con la cobardía congénita que le caracteriza, Sánchez aprovechaba para visitar en solitario el Hospital de La Paz (¡qué paradoja incluso en el nombre!) y recibir, por cierto, su dosis de jarabe democrático que decía el otro.

Debe saber muy bien Iván Redondo de los peligros de crear un mito o un mártir, y por este camino pueden acabar dándose ambas cosas a la vez

Arriesga Redondo en su estrategia de acoso y derribo de Díaz Ayuso y no creo que esté él en el origen de esos memes trending topic que la caracterizan de Agustina de Aragón (nacida, como se sabe, en Cataluña) en su batalla contra los franceses en la Guerra de la Independencia. Debe saber muy bien de los peligros de crear un mito o un mártir, y por este camino pueden acabar dándose ambas cosas a la vez.

Hasta el ex ministro Sebastián, en un intento de la Sexta por devolver contra el PP los excesos del insólito, obsoleto e injusto impuesto sobre el patrimonio y blanquear las vergonzosas pretensiones de ERC de provocar el caos fiscal en Madrid (mal de muchos siempre fue, y es, consuelo de tontos) igualando la presión al alza, con el eufemismo -¡qué hartura de eufemismos!- de “armonizar”, ha recordado su inanidad como medida efectiva.

Las consecuencias del sectario pacto del Tinell que llevó a Maragall a una presidencia cautiva de la Generalitat son lo que, con acierto, ha denominado Pablo Casado “infierno fiscal” y sus corolarios de déficit presupuestario y desplome económico para esa parte tan querida del territorio español

Más serio, el Foro Populares 2020 -cuya consulta recomiendo- analiza cuidadosamente la importancia cualitativaa del electorado de la capital en los resultados nacionales, y de ahí, los esfuerzos de los socialistas en romper el decidido apoyo de los madrileños al aparato constitucional, hoy traducido -sin embargo- en un delicado equilibrio que al vicepresidente Aguado, a menudo de forma desleal, no parece importarle poner en crisis. El famoso “cordón sanitario” que llegó a protocolizarse ante notario con el cínico y sectario pacto del Tinell, significó definitivamente el abandono por parte del PSOE de la soberanía nacional y la unidad de España para alimentar sus particulares intereses electorales.

No están hoy mejor las cosas que entonces. Si las consecuencias de aquel pacto que llevó a Maragall a una presidencia cautiva de la Generalitat (hay que ver por cierto, dónde anda ahora su hermano Ernest) son lo que, con acierto, ha denominado Pablo Casado “infierno fiscal” y sus corolarios de déficit presupuestario y desplome económico para esa parte tan querida del territorio español, la exportación al conjunto, empezando por la comunidad de las siete estrellas, conduciría a una larga y fría noche sin firmamento para toda España.

Sánchez incluye en su “jugueteo político” mentiras tan burdas como su afirmación con respecto a presidentes autonómicos del PP. Raudos han estado Almeida y los propios mandatarios en negarlo. Es sabido que las mentiras tienen cortas las patas. Y la cojera política del presidente es, como le gusta tanto a él, de campeonato.

Termino citando de nuevo el Foro: “A pesar de la tragedia nacional de la Crisis sanitaria y económica, y utilizándola como escudo, el PSOE de Sánchez ha puesto la nave rumbo hacia las rocas”. Sabias y muy inquietantes palabras a mi parecer.

Comenta esta noticia
Update CMP