23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marlaska hace otro guiño a Bildu y se suma a Sánchez en el pésame por el etarra

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska

El ministro del Interior ha secundado las palabras del presidente que "lamentó profundamente" el suicidio en prisión de Igor González.

Fernando Grande Marlaska no solo acerca presos al País Vasco para congraciarse con Bildu y así obtener su apoyo de cara a la futura votación de los Presupuestos Generales del Estado, sino que también se ha unido al presidente expresando sus condolencias por la muerte del etarra Igor González, que se suicidió en prisión.

"ETA fue vencida por el estado de derecho, hablar de la derrota de ETA es hablar de ética pública, de valores democráticos, y dentro del humanismo evidentemente no cabe alegrarse del suicidio de ningún interno en prisión", ha dicho Marlaska respaldando a Sánchez tras una pregunta en el Congreso del diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro.

 De hecho, el diputado de la formación de Abascal ha asegurado que las palabras de Sánchez fueron "vomitivas y miserables" y lo ha relacionado con la "estafa" que supone que gobierne con "podemitas e independentistas".

Sin embargo, Marlaska ha defendido que ETA fue derrotada como organización terrorista gracias a la aplicación de "firmeza, fortaleza y templanza". "Le habla un testigo que pudo observarlo de primera mano", ha añadido, después de tildar de "mentira y manipulación" el discurso de Vox.

Según Grande-Marlaska, la lucha contra ETA tuvo una doble vertiente, situando entre "lo mejor" la unidad de los demócratas, la dignidad de las víctimas y el trabajo del conjunto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, citando entre ellas a la Ertzaintza y los Mossos d'Esquadra. Entre "lo peor", ha hablado de los asesinatos y las amenazas, de gente que dejó "su centro de vida", acusando, además a Vox de utilizar "algo que tanto daño causó para confrontar".

Sin embargo, las palabras de Marlaska llegan después de la exigencia de Otegi de poner fin a la política de excepción con los presos vascos, lo que para Vox supone la demostración de que se consiente el intento "bilduetarra de blanquear la historia criminal de ETA con un Gobierno cómplice". "Qué inmensa vergüenza", ha añadido Gil Lázaro, defendiendo que este es otro ejemplo más de la necesidad de presentar una moción de censura que ponga fin a la "ruina de la nación".

Comenta esta noticia
Update CMP