07 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El coronavirus impulsa el teletrabajo, que ejerce el 8% de la población española

Hoy mismo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la oferta de medidas de flexibilidad a las empresas para evitar despidos ante el golpe que esta pandemia puede provocar

Las medidas puestas en marcha por el Gobierno y las empresas para contener la propagación del coronavirus han traído como consecuencia el impulso del teletrabajo, del que en España solo se beneficiaba el 7,9 por ciento de la población, lo que equivale a alrededor de 1,5 millones de personas.

Hoy mismo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la oferta de medidas de flexibilidad a las empresas para evitar despidos ante el golpe que esta pandemia puede provocar en la economía. También potenciará el teletrabajo en la Administración siempre que se garantice la prestación de servicios públicos, así como se aumentará la atención telefónica o telemática. También se suspenderán las reuniones de trabajo y los viajes y se potenciarán las videoconferencias.

En este sentido, la Fiscalía General del Estado ha dictado también unas instrucciones para evitar la concurrencia diaria de las plantillas a los centros de trabajo, si bien se debe garantizar la presencia efectiva del Ministerio Fiscal en la prestación del servicio de guardia, así como la asistencia a las vistas, comparecencias y juicios señalados.

La Fiscalía General suspende también las visitas e inspecciones a centros de mayores, de personas con discapacidad, a centros penitenciarios, de internamiento de extranjeros y de protección o reforma de menores.

A la hora de hablar de la empresa privada, Vodafone fue una de las primeras empresas en activar este protocolo y la semana pasada envió a los 2.200 trabajadores de Madrid a casa. Telefónica ha promovido el teletrabajo a todos los empleados con hijos en edad escolar y Orange ha tomado la misma decisión y ha facilitado que los padres que trabajan en esta empresa puedan cuidar a sus hijos mientras lo hacen desde casa.

Empresas como Santander, Bankia, BBVA o Ferrovial han discriminado funciones y han instalado en los hogares de los empleados equipos especializados para que puedan ejercer su labor desde casa.  Las entidades financieras han reforzado su personal ante la posibilidad de tener que cerrar sucursales.

En el caso de Inditex, el gigante gallego ha instaurado también el teletrabajo en sus oficinas centrales de Arteixo (A Coruña) y ha empezado a hacerlo en Tordera (Barcelona). Han cerrado el gimnasio y el autobús para transporte de personal y han ampliado el horario de los comedores para evitar concentraciones excesivas de personal. De todas formas, la presentación de resultados de 2019 del próximo 18 de marzo sigue en pie y se espera que sean muy positivos.

Las empresas pequeñas o las pymes son las que quizás lo tienen más complicado para implementar esta medida. En primer lugar no cuentan con un departamento de informática que pueda asumir este cambio y deben contratar a una empresa externa. Además hay que tener en cuenta otros factores como la ciberseguridad o la prevención de riesgos laborales que no pueden descuidarse pues la empresa sigue teniendo la responsabilidad sobre los trabajadores.

Es evidente que con la epidemia por coronavirus se está acelerando el proceso con el que sueñan muchos empleados de no tener que desplazarse a la oficina cada día para cumplir con sus obligaciones. Incluso existen ya sistemas muy fiables para que se pueda fichar estando en el domicilio y poder controlar las pausas del trabajadores y su hora de inicio y de final de jornada. También es posible geolocalizarle o llevar a cabo determinados eventos masivos de forma no presencial como presentaciones de productos.  Algunas de estas soluciones seguramente persistirán una vez que pase la pandemia.

Comenta esta noticia
Update CMP