06 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¡Ellos también deben saberlo!: Cómo depilarte las cejas según tu cara

La forma de las cejas puede ayudarte a corregir errores, suavizar facciones y estar más atractivo

Hace tiempo que depilarse las cejas dejó de ser algo exclusivo de las mujeres, y es que por el hecho de ser hombre no hay por qué renunciar a eliminar pelillos antiestéticos o a darle una forma a las cejas que hagan el rostro más atractivo.

Las cejas no son solo el marco de los ojos; también contribuyen, junto al peinado o la barba, a acentuar ciertos rasgos. Depilándolas de manera adecuada podemos mejorar nuestra imagen y/o utilizarlas como contrapeso a aquello que menos nos gusta de nuestra cara.

Si hablamos de hombres, lo principal es que las cejas tengan un aspecto aseado sin que parezca que las hemos tocado. Para ello es muy importante depilar las cejas por su parte inferior lo menos posible, dejando siempre algunos pelillos que rebasen la línea del arco. De lo contrario corres el peligro de que queden demasiado perfiladas y por lo tanto, poco naturales.

Otra regla de oro es no pasarse con el entrecejo. Si lo dejas demasiado ancho, tu rostro se feminizará. La regla de oro en este caso consiste en colocar la base de un lápiz en la parte interior de la aleta de la nariz y llevar la punta en recto hasta la ceja. Eso indicará el punto máximo al que debes depilar el entrecejo. Márcalo con un lápiz de ojos para no pasarte.

 

Haz lo mismo, pero llevando esta vez el lápiz hacia la parte exterior del ojo. Eso te marcará el final de la ceja. 

 

 

Antes de empezar analiza tu rostro y observa bien si es cuadrado, rectangular, ovalado, triangular o redondo. Ten en cuenta también la anchura de tu frente, el tamaño de tu nariz y el peinado que sueles llevar.

Una vez que tienes claro lo que vas a hacer, lo mejor es que utilices las pinzas y comiences desde mitad del entrecejo, eliminando los pelos sueltos, hacia los lados, hasta que llegues hasta el punto marcado dejando siempre algún pelo "rebelde" en el extremo de cada ceja para darles un aspecto más natural. 

Cara ovalada

Si tu rostro es ovalado estás de enhorabuena porque apenas tendrás que retocar tus cejas más allá de esos pelillos sueltos del entrecejo y los que sobresalgan demasiado de la línea que has trazado hasta el final de cada ceja. 

Cara triangular

En este caso, las cejas deben quedar más gruesas de la mitad hacia fuera que de la mitad hacia adentro. Depila el arco inferior desde el entrecejo hasta la mitad y deja la cola de la ceja natural.

Cara rectangular y cuadrada

Para contrarrestar la forma del óvalo facial, las cejas deben tener una ligera forma triangular. Depila ligeramente el centro del arco inferior. A pesar del paso de los años y las modas, las cejas de James Stewart siguen siendo perfectas para este tipo de rostro. 

Cara redonda

Las cejas deben ser también redondeadas aligerando un poco el centro del arco sin que lleguen a quedar triangulares. En este caso es muy importante dejar las cejas gruesas y que sobresalgan por su parte externa un par de milímetros más de lo que hemos marcado con el lápiz. Las cejas cortas y finas en una cara redonda la acentúan, así que mucho cuidado con pasarse. 

Cara alargada

Las cejas que mejor quedan en una cara alargada son las rectas. Si las tienes muy picudas, descarga algunos pelillos de la parte superior del arco sin eliminar todos completamente para que no quede un perfil de cejas artificial. Haz lo mismo si tienes mucha diferencia de grosor entre la parte más cercana al entrecejo y el final de la ceja. La idea es que los dos extremos queden lo más parecido posible.

 

Por último ten en cuenta que los ojos muy juntos requieren un entrecejo más amplio, y los que están demasiado separados, un entrecejo más estrecho, y sobre todo, nunca olvides que menos es más, así que nuestro consejo es que si le vas a meter mano a tus cejas por primera vez no lo hagas de golpe. Empieza limpiando el entrecejo y dentro de una semana continúa con el arco quitando unos cuantos pelos de los que están más despegados del perfil general de la ceja. A partir de ahí, obsérvate bien y decide. Ten siempre presente que aunque los pelos que elimines volverán a crecer, la tendencia natural de las cejas es la de ir perdiendo pelo a medida que pasa el tiempo.

 

 

 

Comenta esta noticia