05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La manifestación de la "unidad", marcada por las sonoras pitadas al Rey Felipe

Las autoridades en la manifestación de este sábado.

Las autoridades en la manifestación de este sábado.

El acto de Barcelona ha servido para que una parte de los asistentes escenificasen la división. Gritos de 'fora' se han sucedido al proyectarse imagen del Monarca o de otras autoridades.

La manifestación, con la asistencia de miles de personas. de Barcelona contra los atentados discurre este sábado por la tarde entre muchos cánticos y pancartas unitarios que piden paz y condenan el terrorismo, aunque se han mezclado con muchas otras consignas y carteles con críticas al poder y las autoridades, muchas de ellas presentes entre los miles de personas.

La marcha ha empezado puntualmente a las 18 horas, y a las 18.40 ha empezado el acto de la plaza de Catalunya, una vez la cabecera ha llegado frente al escenario. Poco más tarde de las 19 hora las autoridades han comenzado a marcharse. 

Hasta entonces, el grito 'No tinc por' -lema de la manifestación- se ha combinado con acusaciones de complicidad de Estados con el terrorismo, la venta de armas y otros Estados afines a la violencia, según han dicho.

Así, cuerpos de seguridad y de emergencias han llevado la gran pancarta de la cabecera, 'No tinc por', que es el lema que ha unido a todos los asistentes.

Detrás de lo cuerpos de seguridad y de emergencias se han situado las autoridades, y por detrás se ha podido ver una gran pancarta, tan larga como la de la cabecera, y con un mensaje distinto, en catalán: 'Vuestras políticas, nuestras muertes' con las efigies del exministro de Defensa Pedro Morenés, el Rey de Arabia, el Rey Felipe VI y los expresidentes Tony Blair (Reino Unido), George W.Busch (EEUU) y José María Aznar (España).

Además, durante la marcha, muchos ciudadanos han ido aplaudiendo al paso de los Mossos d'Esquadra, mientras que han gritado 'Fuera' al pasar las autoridades. Ya se ha oído mucho ese grito cuando ha llegado el Rey y le han recibido los presidentes del Gobierno y de la Generalitat, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Se han exhibido también rosas rojas, amarillas y blancas -las de la bandera de Barcelona- y banderas de la ciudad, españolas, catalanas y 'esteladas'.

Pero sin duda, lo más llamativo han sido los continuos pitidos al Rey Felipe VI. Abucheos que se producían al reproducirse su imagen en las numerosas pantallas gigantes de televisión distribuidas a lo largo del recorrido de la marcha. 

Al finalizar la concentración de las autoridades, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha justificado los pitidos al Rey Felipe VI amparándose en "la libertad de expresión" y comparándolos con "peores cosas dichas" en "medios de la derecha española".

 
Comenta esta noticia