El caso del actor porno Nacho Vidal: entre veneno de sapo y homicidio imprudente

Imagen de los arrestos difundida por la Guardia Civil

Imagen de los arrestos difundida por la Guardia Civil

Él y otras dos personas han sido puestas en libertad tras ser detenidas por la muerte de una persona en un supuesto ritual sanatorio

El actor especializado en cine porno Nacho Vidal se halla en libertad provisional tras comparecer el pasado viernes en el juzgado por su presunta implicación, junto a dos personas más, en un homicidio imprudente. Este se habría producido durante la celebración de un ritual místico basado en la inhalación de vapores de veneno de sapo y habría tenido lugar en julio de 2019 en el municipio de Enguera.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), tanto Nacho Vidal como los otros dos detenidos comparecieron el viernes en el Juzgado de Instrucción número 2 de Xàtiva.

Esa información la daba a conocer el TSJ tras otra previa de la Guardia Civil informando de la detención del conocido actor. Según informa la agencia Europapress, el Equipo de Policía Judicial de Xàtiva inició esta operación después del fallecimiento de una persona durante la celebración de un ritual místico basado en la inhalación de los vapores del veneno de sapo bufo alvarius. Según ha informado Levante-EMV, la víctima es el prestigioso fotógrafo toledano afincado en València José Luis Abad.

 

La Guardia Civil explica en su comunicado que "con la culminación de la investigación desarrollada durante 11 meses, se ha podido constatar la existencia de un delito de homicidio por imprudencia y un delito contra la salud pública, presuntamente cometidos por quienes organizaron y dirigieron el ritual".

El ritual perseguía, supuestamente, fines terapéuticos o medicinales que, en la práctica, suponían  un "serio riesgo" para la salud pública. No obstante, quedaba "enmascarada ante lo que parecía un ritual ancestral aparentemente inofensivo, que captaba personas fuertemente sugestionadas, bajo el especial estado de vulnerabilidad o necesidad de sanar determinadas dolencias o adicciones, empleando métodos alternativos", según la Guardia Civil.

Por estos hechos se arrestó a Nacho Vidal y a dos personas de su entorno, de edades comprendidas entre los 37 y 50 años y de nacionalidad española, que ahora están en libertad provisional.

Comenta esta noticia