13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El chollo de ser senador: 5.000 euros por no hacer absolutamente nada

Los senadores en activo o de la pasada legislatura disfrutan de un régimen único pese a la parálisis institucional del país: ellos cobran mientras, aunque no hagan nada.

¿Se puede ganar un muy buen sueldo sin hacer absolutamente nada? Sí, ese puesto idílico existe y, a más inri, lo sufraga el ciudadano: es el cargo de senador, un chollo cuando menos en circunstancias como la actual en España, con las elecciones celebradas y las Cámaras constituidas pero sin ninguna actividad por la parálisis en la investidura de presidente.

Los senadores que fueron elegidos el pasado 28 de abril comenzaron a generar sueldo la misma noche electoral, aunque desde entonces no han tenido ninguna actividad porque se está a la espera de la formación de Gobierno. Sólo se han celebrado seis reuniones de la Mesa, formada por siete senadores con el socialista Manuel Cruz a la cabeza, y otras dos de la Junta de Portavoces.

Los senadores cobran aunque no trabajen, con la Cámara parada por no haber prosperado la investidura

No se ha puesto en marcha ninguna comisión ni está constituida la Diputación Permanente, que es el órgano que da continuidad al Senado en vacaciones (o cuando están disueltas las Cortes). Según ha anunciado la presidencia, la Diputación se constituirá el 24 de julio, después del debate de investidura de Pedro Sánchez, y las comisiones, el 31.

Al no haber comisiones, no hay designados todavía portavoces de área ni miembros de las Mesas que dirigen estos órganos parlamentarios. Todos estos cargos tienen un complemento mensual que no se está por tanto cobrando.

Con complementos

El sueldo mientras tanto de un senador raso de fuera de Madrid es de 4.901,53 euros y el de los de la capital, de 3.897,37 euros. La diferencia es el complemento para gastos, de 915,47 euros para los senadores por Madrid y de 1.919,63 para los de fuera.

Los miembros de la Mesa, los portavoces y los portavoces adjuntos de los grupos sí están recibiendo el complemento que les corresponde por estos puestos. El presidente del Senado ingresa 11.000 euros al mes, los dos vicepresidentes cobran 7.173,51 cada uno y los cuatro secretarios, respectivamente, 6.656,54, sueldo al que se suma el citado complemento para gastos.

 

En cuanto a los portavoces, ingresan al mes 5.812 euros y los adjuntos, 5.193,54 euros, también sin añadir ese plus por gastos. El chollo existe también incluso para quienes han dejado de ser senadores, unos treinta con respecto a la anterior legislatura: a todos ellos se les indemniza con un abono cercano a los 9.000 euros, que puede crecer hasta un máximo de 35.000 euros en función de las legislaturas que haya cubierto en la Cámara Alta.

Comenta esta noticia
Update CMP